Saltar al contenido
Los MEJORES TOPS

Los 10 Mejores Pulsómetros de 2021 – Comparativa y Guía de Compra

Un pulsómetro es un dispositivo que controla continuamente la frecuencia cardíaca. Aunque se desarrolló como un sistema médico, a su uso científico se han unido últimamente las aplicaciones deportivas.

Debido a los rápidos avances técnicos, hoy en día la función de estos instrumentos va mucho más allá del mero seguimiento de los latidos del corazón, ya que los datos recogidos se transmiten a otro sistema (reloj, móvil, ordenador) que los analiza e interpreta, devolviendo valiosos conocimientos como la salud, el nivel de actividad, la preparación personalizada, la previsión de resultados de la competición… A esto se le incorpora la interconexión con el móvil, incluyendo enlaces a redes sociales y apps particulares enfocadas al deporte elegido.

En resumen, los pulsómetros deportivos actuales son minicomputadoras con tantas funciones que es posible perderse en los detalles tecnológicos y acabar sin saber qué comprar.

¿Merece la pena que aprenda a manejar la programación y por qué necesito un GPS? ¿Puedo adquirir una smartband para controlar mis entrenamientos? Son preguntas básicas, por lo que en esta guía de compra hemos desglosado las principales características de estos dispositivos, describiendo qué es y de qué trata cada uno. De este modo, podrás elegir correctamente y comprar el mejor pulsómetro para ti.

Muchos de los pulsómetros probados y sugeridos en este artículo incluyen un seguimiento constante de la frecuencia cardíaca, lo que garantiza que calculan la frecuencia cardíaca en tiempo real para que puedas hacer un seguimiento de tus entrenamientos.

1. Garmin Forerunner 735XT

Atletas que practican a un nivel casi profesional.

Sensor de pulsaciones: muñeca

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

Forerunner 735XT
 Ver precio

Por la entrada principal, llegamos al número uno de la tabla. El Garmin Forerunner 735XT es un reloj multideporte con GPS e interesantes funciones personalizables, a pesar de que su nombre sugiere que está diseñado principalmente para atletas.
Si haces ejercicio con frecuencia, y sobre todo si compites en triatlones, es una excelente inversión. Muchos smartwatches, incluidos los modelos más costosos, se esfuerzan por incorporar los tres deportes, pero éste no es uno de ellos. El Forerunner 735 XT realiza un seguimiento de las transferencias sin problemas de una operación a otra.

Por supuesto, cuenta con una variedad de oportunidades de fitness aeróbico, de fuerza y de resistencia.

El sensor de frecuencia cardiaca que se lleva en la muñeca es realmente preciso, pero no puedes deshacerte de la banda pectoral si quieres obtener lecturas bajo el agua.

El Garmin también puede funcionar como un rastreador de fitness tradicional, con podómetro, estimación de distancia y seguimiento del sueño, gracias a este sensor.

Si podemos señalar una desventaja, carece de altímetro, algo que puedes perder si te dedicas al montañismo o a los deportes de trail.

Las notificaciones en el teléfono móvil, con visualización del texto de los mensajes, se disfrutan mucho, tanto si haces deporte como si vas por el día a día. Además, gracias a la aplicación Garmin Face It, puedes personalizar la esfera del reloj con tus propias imágenes.

En resumen, el Garmin Forerunner 735 XT hace hincapié en el entrenamiento deportivo y te ayuda a prepararte para las grandes competiciones integrando las mejores características de un rastreador de ejercicio y un smartwatch.

Pros
  • Más pequeño que un reloj deportivo “estándar”, este reloj es ligero y portátil.
  • La duración de la pila es de hasta 14 horas, lo que es ideal para la preparación del triatlón.
Contras
  • No hay pantalla táctil.
  • No hay altímetro.

2. TomTom MultiSport Cardio

Un smartwatch con GPS diseñado para actividades al aire libre.

Sensor de pulsaciones: muñeca

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

TOMTOM Multi-Sport Cardio
 Ver precio

El GPS, como es de esperar en un Tom Tom, es la característica más fuerte del dispositivo, lo que lo hace ideal para actividades al aire libre como el camping, el esquí, el trail running, el ciclismo de montaña, los deportes de invierno, etc.
Los triatletas, en particular, que a menudo luchan por encontrar aplicaciones apropiadas, tienen ahora un smartwatch que se desempeña admirablemente en las carreras, el ciclismo y la natación. Y todo de un vistazo, gracias al panel extragrande, que presenta los datos sin necesidad de consultar la tableta.

Suele reaccionar bien a las secuencias de alta intensidad de los entrenamientos a intervalos.

Probablemente, el punto débil más importante que hemos notado es que carece de funciones para interiores, algo que se descuida si eres un asiduo al entrenamiento. Incluso, mientras estás de excursión en el bosque, el altímetro puede ser engañoso. Esto es muy popular en este tipo de sistemas, y parece que ningún fabricante ha resuelto completamente el problema.

Si eres un aficionado a la tecnología, debes saber que el Multisport Cardio no es el smartwatch más reciente de Tom Tom. En realidad, en función de tu deporte preferido, tienen una variedad de opciones (fitness, corredor, aventurero, golfista…) En la mano más, estarás dispuesto a comprarlo con un descuento decente.

En pocas palabras, el Tom Tom Multisport Cardio es un smartwatch hecho para deportistas serios. ¿Y quién no quiere distraerse? Por eso no tiene enlace con el móvil para recibir alarmas; si quieres eso, puedes buscar una pulsera de ejercicio… y sacrificar la precisión del GPS en el proceso.

Pros
  • El coste
  • Hasta 5 atmósferas de resistencia al agua (unos 50 m)
  • El sensor de frecuencia cardíaca del reloj de pulsera es muy preciso para un reloj de pulsera.
Contras
  • No hay avisos del smartphone.
  • El GPS tarda mucho en arrancar.

3. Suunto Ambit3 Peak HR

Escaladores y aficionados a la acción extrema.

Sensor de pulsaciones: cinturón de frecuencia cardíaca

GPS: sí

Objetivo: pulsera de actividad

App: sí

 Ver precio

Suunto es una corporación finlandesa reconocida principalmente por sus brújulas de alta precisión, relojes deportivos y dispositivos subacuáticos, todos los cuales han destacado por su innovación.
Por ello, es un gran reloj para los aventureros de la montaña y las actividades al aire libre.

El precio ya indica que nos estamos alejando de los brazaletes sencillos y entrando en los relojes de gama alta, que en este caso cuentan con funcionalidades avanzadas para 10 modos de entrenamiento diferentes.

Un rastreador montado en un cinturón mide el ritmo cardíaco.

Este Suunto tiene una batería de 30 horas y una funcionalidad especial para deportes al aire libre. El barómetro, además del necesario GPS, hace un seguimiento de los ajustes meteorológicos y proporciona una alerta de tormenta, que es una función especialmente útil mientras se conduce por montañas de tamaño medio y grande. También muestra el número de horas de luz, el lugar preciso y la altura de la ruta…

También es un sensor de frecuencia cardíaca realmente social y atractivo, ya que puedes publicar tus ejercicios en Instagram, la aplicación Sports y Facebook y vincular tu rendimiento con el de tus compañeros.

Pros
  • El más eficaz para el ejercicio a gran altura y al aire libre.
  • Mediciones en campo abierto con una precisión casi perfecta
  • A través de las redes sociales, se puede ser social y participar.
Contras
  • Las opciones de visualización de la ruta en pantalla deberían mejorarse.
  • No hay avisos sonoros.

4. Garmin Vivoactive 3

Y los que no pueden elegir entre los deportes.

Sensor de pulsaciones: muñeca y banda pectoral opcional

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

Garmin Vivoactive 3
 Ver precio

Garmin fue la primera empresa en introducir relojes deportivos con GPS incorporado. Sus relojes se asocian con la excelencia y la alta eficiencia, ya que la experiencia es un grado. El Vivoactive 3 es un dispositivo multideportivo con funciones de red avanzadas que permiten “olvidarse” del teléfono durante un largo periodo de tiempo.
Los atletas que practican regularmente y tienen grandes ambiciones son el grupo demográfico más lógico para este wearable. ¿Hay algo que diga que la Zumba no es para ti si la practicas dos veces por semana? Claro, pero probablemente te estés perdiendo muchos de los beneficios.

Este Garmin viene con 15 aplicaciones deportivas preinstaladas (entre ellas, ciclismo y natación, esta última con un refuerzo en el pecho para controlar la frecuencia cardíaca), pero también puedes desarrollar tus propias sesiones de entrenamiento exclusivas. El GPS integrado puede ayudarte a sacarle el máximo partido, sobre todo si haces deporte al aire libre.

También mide el sueño y la vida física, con una función especialmente intrigante: la gestión de la tensión, que hace un seguimiento del ritmo cardíaco.

Todo esto es de esperar en un dispositivo Garmin, pero el Vivoactive 3 va mucho más allá en términos de conectividad. Te ayuda a responder a las notificaciones sin tener que sacar el ordenador, a sincronizar con las redes sociales (por ejemplo, para publicar ejercicios y logros) y, lo más importante, a pagar con el reloj mediante la aplicación Garmin Pay.

Pros
  • Garmin Pay está incluido.
  • Puedes personalizar los entrenamientos al milímetro, lo que resulta especialmente útil para las actividades al aire libre.
Contras
  • La personalización de la pantalla es mínima.
  • El altímetro podría ser mejor.

5. Polar M430

Para los que se están iniciando en el mundo del running.

Sensor de pulsaciones: banda pectoral

GPS: no

Objetivo: entrenamiento básico

App: sí

Polar M430
 Ver precio

El Polar M430 es el “hermano mayor” del Polar A360, ya que dispone de un GPS con idénticas funcionalidades pero mejoradas. El aspecto más destacable es que han solucionado los problemas de compatibilidad, y este modelo ahora se sincroniza con otros sistemas sin esfuerzo.
Es un reloj deportivo y ligero, con una usabilidad decente, un mecanismo de carga fácil y un aspecto moderno que puede llevarse todo el día. El medidor de frecuencia cardíaca está diseñado en el antebrazo, pero como todas las versiones de Polar, se puede sustituir por una banda como ésta para mejorar la precisión.

El M340 no sólo reacciona bien a los entrenamientos cotidianos y es resistente al agua, sino que también cuenta con funciones de entrenamiento especializadas para corredores, que se adaptan a los corredores no profesionales que quieren empezar a batir sus propios récords. Para ello cuenta con un GPS que permite realizar sesiones al aire libre.

En pocas palabras, este dispositivo combina la funcionalidad de una pulsera -monitorización de la actividad, registro del sueño, etc.- con las capacidades de un smartwatch -métricas avanzadas, control del ejercicio y estilo, etc.-. No es un reloj barato, pero es duradero y resistente, como es típico de las marcas Polar.

Pros
  • Este es muy superior al A360 en términos de volumen.
  • Las lecturas del sensor de frecuencia cardíaca son notablemente precisas para un reloj de pulsera.
Contras
  • Un cambio de velocidad comparativamente abrupto requiere que el sensor de ritmo cardíaco responda durante unos segundos. Si eliges practicar en secuencia, esto es un problema.

6. Polar M200

Este pulsómetro está pensado para deportistas, pero puede utilizarse para casi cualquier ejercicio.

Sensor de pulsaciones: muñeca

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

Polar M200
 Ver precio

El Polar M200 lleva un tiempo en el mercado y sigue siendo popular. Sólo este punto ya dice mucho de su consistencia, ya que estamos ante un smartwatch que mezcla el entrenamiento deportivo con las ventajas de un reloj bluetooth.
Cuando lo añadas a tu terminal, podrás recibir actualizaciones, pero no podrás atender llamadas o mensajes de texto desde el reloj. Sólo relájate y sabe que no estás olvidando algo importante.

Polar Flow, un programa de fitness para deportistas, es uno de los programas estándar. Aunque se menciona que han centrado su atención en los corredores, actualmente hay un centenar de perfiles deportivos diferentes para elegir, muchos de los cuales se pueden personalizar según tus preferencias.

Si Polar Flow no te convence, intenta conectarte a uno de los grupos deportivos online más famosos, como MyFitnessPal o Strava.

También viene con un software de monitorización del comportamiento de 24 horas que registra las actividades y el sueño. Y cuenta con el programa Smart Calories, que calcula las calorías ingeridas en función de los atributos personales (peso, altura, edad, sexo, ritmo cardíaco e intensidad del entrenamiento).

Aunque proporciona GPS, es seguro que sólo permite un uso práctico. Tendrás que buscar algo más preciso si dependes de él en tus entrenamientos habituales.

A pesar de no ser un producto novedoso, el Polar M200 se puede conseguir por un precio justo. Si no utilizas tecnología punta pero sí necesitas un smartwatch seguro, éste será suficiente.

Pros
  • El coste
  • Hasta 6 días de duración de la batería
  • Sensor de frecuencia cardíaca en la muñeca, resistente al agua y preciso
Contras
  • El GPS tarda en fijarse.
  • La correa es un poco endeble.

7. Fitbit Charge 2

Para los que quieren más incentivos para participar en el atletismo.

Sensor de pulsaciones: muñeca y banda pectoral opcional

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

 Ver precio

Fitbit ha contribuido a popularizar las pulseras de fitness y a situarse en las primeras posiciones en la mente de los clientes gracias a unas excelentes campañas de promoción. El hecho de que hayan sido capaces de producir toda una sensación no debe sugerir que la Fitbit Charge 2 sea simplemente un truco: más bien lo contrario. Es el modelo más vendido de la compañía y cumple con sus compromisos. Es una herramienta maravillosa, especialmente para las personas sedentarias.
Precisemos el concepto: se trata de una pulsera de ejercicio, no de un producto de entrenamiento especializado. Hace un seguimiento de tu ritmo cardíaco durante el día, cuenta las calorías gastadas, establece objetivos de peso, utiliza métricas sencillas para promover el ejercicio físico y mide tu éxito de forma regular… Se trata estrictamente de una actividad física segura, nada más (y nada menos). Cuenta con sesiones de meditación reguladas para bajar el ritmo cardíaco y realizar breves relajaciones durante el día, además del cálculo del ritmo cardíaco.

El hábito de seguir los éxitos diarios puede llegar a ser casi adictivo, por lo que este tipo de producto es ideal para los deportistas más o menos constantes que suelen mostrar su rendimiento con frecuencia para mantenerse motivados. Existen instrumentos más avanzados en el mercado si decides rendir a un nivel medio-alto, pero sin duda puedes utilizar este modelo.

Pros
  • La arquitectura establece el estándar para otras smartbands y permite una gran flexibilidad.
  • Es una de las pulseras de actividad más amplias que existen.
Contras
  • No es resistente al agua.

8. Polar A360

Para empezar, una smartband que cuenta con la garantía de Polar.

Sensor de pulsaciones: muñeca o cinturón

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

 Ver precio

Polar es una de las marcas más conocidas en el mercado de los relojes deportivos y las smartband. También en un modelo simplista como el A360, el nombre es una promesa de consistencia.
Como el sensor de frecuencia cardíaca se lleva en la muñeca, todos sabemos lo que eso significa: se sacrifica la precisión en favor de la comodidad. Tiene la opción de vincularse a un arnés de pecho, lo que puede ser útil para cierta práctica deportiva. Incluso es sumergible, así que eso es todo. Como las dimensiones bajo el agua son mínimas, este no es el sistema para ti si nadas regularmente.

Por esa cantidad, no debería ser una decepción que carezca de GPS, pero se puede coordinar con el GPS del teléfono para actividades al aire libre.

El A360 es un sensor de frecuencia cardíaca para el ejercicio, no un monitor de frecuencia cardíaca para el entrenamiento, en cualquier caso. La pulsera monitoriza los patrones de sueño y registra la frecuencia cardíaca durante el día para enviarte una imagen diaria de tu salud. La preocupación es que si alguno de los indicadores y alertas están encendidos todo el tiempo, la duración de la batería disminuye considerablemente.

En resumen, se trata de una smartband básica para personas a las que les gusta mantenerse centradas en la consecución de pequeños retos diarios.

Pros
  • El diseño de la smartband.
  • Garantía Polar a un coste razonable.
  • Para una instrucción no competitiva, es realmente completa.
Contras
  • A veces puede causar problemas de sincronización.

9. Willful SW358

Para empezar a utilizar las capacidades de un rastreador de actividad.

Sensor de pulsaciones: muñeca

GPS: no

Objetivo: pulsera de actividad

App: sí

Willful SW358
 Ver precio

Si nunca has tenido un rastreador de fitness y no estás seguro de sacarle el máximo partido, este superventas es para ti. Willful combina una arquitectura con una funcionalidad que va más allá de lo básico, lo que te permite probar uno por muy poco dinero.
Un monitor óptico en la muñeca mide el ritmo cardíaco, lo que resulta más cómodo que una pulsera pero menos preciso. También registra la distancia recorrida, el control de la fase, la distancia y el consumo de calorías, además del ritmo cardíaco…

Cuando empezamos a hacer ejercicio, el modo multideporte nos ayudará a recoger los datos más relevantes para la tarea seleccionada. El modo de ciclismo, poco común en esta gama de precios de los pulsómetros, es muy intrigante. Tiene una clasificación IP68 de resistencia al agua. Aunque en teoría es ideal para nadar y bucear, no consideramos que se mueva más allá de un enjuague o una inmersión rápida.

Tiene incluso un sensor de sueño (porque la relajación es tan necesaria como el ejercicio) y un aviso de sedentarismo, que vibra cuando llevamos demasiado tiempo sin movernos.

Todos los datos recogidos son gestionados por su propio software, que debes importar a tu dispositivo.

En cuanto a las redes, la pantalla táctil en color facilita el manejo de las llamadas y los textos (SMS, Whatsapp y redes sociales). Esto garantiza que no te perderás ningún mensaje si no escuchas el teléfono, aunque necesitarás el teléfono para reaccionar.

Ambas características son justo lo que se espera de una pulsera de ejercicio: ni más ni menos. Adorarás este Willful SW358 si nunca has tenido uno antes. Si buscas algo más exclusivo para tu preparación deportiva, quizás una de las otras opciones de esta página sea más apropiada.

Incluso tiene un sensor de sueño (porque te das cuenta de que la relajación es tan vital como el ejercicio) y una alerta de sedentarismo, que vibra cuando no te has movido en mucho tiempo.

Pros
  • La relación calidad-precio no tiene rival.
  • Monitor en color y pantalla táctil
  • Se utiliza el seguimiento del sueño.
Contras
  • Para llevarlo, hay que cortar la correa, lo que hace que duela.
  • La impermeabilidad es un término relativo: no lo uses en el baño.

10. Sigma PC 15.11

Se recomienda empezar a controlar una actividad deportiva rutinaria.

Sensor de pulsaciones: banda específica run/swim/triatlón

GPS: sí

Objetivo: entrenamiento

App: sí

 Ver precio

El Sigma PC es un sensor de frecuencia cardíaca sin complicaciones que es uno de los más básicos del mercado. No encontrará ninguna aplicación con extensas secuencias de comandos ni ninguna otra inspiración que no sea la suya propia. No engaña precisamente por eso: lo que ves es exactamente lo que recibes, y su precio, perfecto para todos los bolsillos, lo refleja.
Es una compra decente si sólo necesitas detalles específicos para tus prácticas, ya sea porque no planeas una rutina atlética realmente metódica o porque te das cuenta precisamente de lo que haces y sólo necesitas cuatro conocimientos para planificar tus sesiones.

Para registrar el ritmo cardíaco se utiliza una férula torácica, que garantiza la coherencia pero puede resultar incómoda en su funcionamiento. No obstante, es seguro que el arreglo se hizo con precaución, y la banda es estrecha y discreta.

Aunque las directrices dicen que es resistente al agua, usar los botones bajo el agua puede hacer que el mecanismo se moje. Por otro lado, es fácil de colocar en el manillar de la moto.

La arquitectura es fácil y el funcionamiento es sencillo. Al principio tendrás que prestar atención al manual de instrucciones, pero una vez configurado, es realmente sencillo de utilizar. Tiene tres líneas de lectura -carreras, tiempo y una tercera opción- y números amplios, lo que hace que sea fácil de leer cuando se está corriendo.

Pros
  • El coste
  • Deberías sustituir la batería por tu cuenta.
Contras
  • La correa es endeble y los repuestos iniciales son difíciles de conseguir..

Comparativa de los mejores robots de cocina

¿Se puede acceder al GPS, se puede utilizar para nadar y se puede conectar a mi teléfono? Aquí tienes una tabla con nuestras principales elecciones de los mejores pulsómetros para que puedas evaluar fácilmente las características importantes.

Recomendaciones y opiniones.

La creencia de que la preparación deportiva debe ser personalizada es la justificación clave para utilizar un pulsómetro. La lógica dicta que las ambiciones de una persona no deberían extenderse a otra: quien va al gimnasio tres días a la semana no tiene los mismos objetivos que alguien que practica para un triatlón. Pero, ¿por qué tendrían que utilizar el mismo aparato?

Lo que decimos es que la lista de los “10 mejores” en este caso refleja la cantidad y consistencia de las funciones, por lo que cada uno debe considerar también lo que realmente necesita. ¿Aún quieres gastar un montón de dinero en un smartwacht de gama alta si no realizas entrenamientos de competición? Como mínimo, ¿serás consciente de que no podrás aprovechar ni la mitad de las funciones?

Después de exponer este caso, y ya que nos vamos a mojar en este blog, aquí están nuestras tres categorías de recomendaciones:

La mejor pulsera pulsómetro: Fitbit Charge 2

 Ver precio

El Polar A360 y el Fitbit Charge 2 es un cara o cruz, pero finalmente elegimos este último después de muchas deliberaciones. La Fitbit Charge 2 tiene más opciones que la Polar, no tiene los mismos problemas de compatibilidad que la Polar, y las lecturas de frecuencia cardíaca son mucho más precisas.
Además, esta marca es la madre de todas las pulseras de ejercicio, ¡los términos se utilizan indistintamente! ¿Has utilizado alguna vez la frase “lleva un Fitbit” para describir a alguien que lleva un smartwatch?

Por eso sabemos que este sistema tiene toda la funcionalidad que queremos: seguimiento constante de la frecuencia cardíaca, las calorías quemadas, el ejercicio diario y el sueño. Grabación de entrenamientos multideportivos. Recordatorios para levantarse y caminar, así como sesiones de meditación organizadas para ayudarle a calmarse. Las actualizaciones de llamadas, correos y calendarios ofrecen acceso. Sobre todo, una gran dosis de inspiración. Todas las funciones de esta pulsera con pulsómetro están pensadas para ayudarte a realizar más actividad física de forma más constante y segura.

Aunque entendemos que el precio de la Fitbit Charge 2, que ronda los 150 euros, no es especialmente bajo, no hemos podido resistirnos al diseño y al encanto de la Fitbit Charge 2. Y, admitámoslo, hacer ejercicio en el gimnasio es genial, pero de vez en cuando quieres presumir de tu nuevo poder.

El mejor reloj-pulsómetro: Garmin Forerunner 735XT

Forerunner 735XT
 Ver precio

Hay una explicación para que el número uno esté en lo más alto de nuestra tabla. Casi todo lo relacionado con el Garmin Forerunner 735 XT nos convence: la garantía de una de las marcas más fuertes del mercado, la posibilidad de adaptar la forma física, la eficiencia en exteriores, el estilo, la duración de la batería… Sobre todo, es apropiado para casi todas las actividades, especialmente para corredores y triatletas, y cubre las actividades acuáticas en un segmento aparte.
Y sólo porque algo sea un todoterreno no implica que no sirva para situaciones concretas. Lo que más me gusta de este Garmin es que produce excelentes resultados en prácticamente todas las disciplinas. Tanto el pulsómetro de muñeca como el arnés de pecho (recomendado para la natación) garantizan la precisión de las mediciones, algo fundamental cuando se busca una forma física técnica o de alto rendimiento.

Podríamos prescindir del altímetro para las operaciones relacionadas con la montaña, lo cual es lamentable. Realmente, no es una característica realmente precisa en este tipo de relojes, independientemente del modelo, y podrían haber optado por no proporcionarla porque no pueden garantizar unas mediciones óptimas. Pero el uso de una estimación, por ejemplo, para medir las pendientes acumuladas, será útil.

Aplicamos a todo esto las funciones clásicas de un brazalete de ejercicio, sin embargo seamos sinceros: si compras esta maravilla, suponemos que el dilema no es sedentario y ya estás inspirado. Eres un auténtico atleta si eres capaz de pagar más de los 200 euros que cuesta el Garmin Forerunner 735 XT (y eso que ha bajado de precio en los últimos meses). Tienes objetivos importantes en mente y quieres sacarle el máximo partido.

Guía para comprar el mejor pulsómetro

Ya lo hemos dicho, pero por si acaso, lo volvemos a repetir: el primer movimiento es decidir para qué lo vas a utilizar. No es lo mismo que te prepares para la San Silvestre de tu ciudad que para la UltraTrail de Mont-Blanc. Quizá no necesites el smartwatch más potente del mercado si lo tuyo es salir a correr un par de días a la semana para desahogarte y mantenerte en forma (aunque reconocemos que quedaría muy bien en tu muñeca).

Ante todo, hay que ser realista. Gastar 400 euros en un smartwatch que no vas a necesitar es una pérdida de dinero. Si nunca dejas el gimnasio, no te compres un GPS. Instalar aplicaciones que no tienes ni idea de cómo usar es una idea terrible. Por decirlo de otro modo, no te compres un Ferrari para viajar por carreteras rurales.

Enhorabuena si lo tuyo es entrenar intensamente y conducirte hasta tus límites. Es un momento perfecto para el deporte porque los fabricantes se han dado cuenta del potencial y están introduciendo en el mercado verdaderos robots con posibilidades de personalización que antes eran inimaginables.

¿Pulsómetro, pulsera de actividad o reloj deportivo?

A pesar de que a menudo se utilizan indistintamente y de que un mismo producto puede ofrecer la funcionalidad de ambos, hay algunas ideas que conviene entender antes de perderse entre los cientos de alternativas que hay en el mercado.

El pulso se mide con un sensor de frecuencia cardíaca analógico. Los datos no se analizan. No se evalúan los datos ni se dice qué se puede hacer al respecto. Las dos primeras, a lo sumo, se combinan con un podómetro o un contador de calorías.

Una pulsera de ejercicio o smartband registra todas tus actividades, incluso tus patrones de sueño, durante el día. Así, medirá tu estado actual con gran detalle, te asignará retos diarios y hará un seguimiento de tus logros diarios. Esta dinámica es extremadamente poderosa, y cada vez más personas la utilizan para ayudar a mantener buenos comportamientos.

Un smartwatch es un pequeño aparato que se lleva en la muñeca y que está conectado a un dispositivo más grande, normalmente un smartphone. Este estilo de reloj tiene mucha más funcionalidad que una pulsera (difieren según el modelo), incluyendo la capacidad de incluir GPS, lo que es preferido por los atletas que deciden competir más o menos profesionalmente.

Principales funciones para no perderse

Medidor de frecuencia cardíaca

Una alarma de frecuencia cardíaca única en la vida. Es crucial mirar el dispositivo en cuestión, por lo que hay dos opciones simples:

  1. Sensor en el exterior. Aunque algunos corredores llevan sensores en los tobillos, normalmente se trata de bandas o lazos para el pecho. En su día fueron muy populares, pero mucha gente se quejó de que eran incómodos y dejaron de usarlos o sólo los utilizaron para pruebas de esfuerzo en ocasiones especiales. Hoy en día, los prototipos han evolucionado mucho, y es seguro que son los que proporcionan las mediciones más precisas. Si el deporte requiere agua, es imprescindible.
  2. Sensor en la muñeca. El método es un poco más complejo que el simple registro de los latidos del corazón: un monitor óptico mide el volumen de sangre bombeada, y a partir de ahí se calcula la frecuencia cardíaca. Parece menos preciso que un arnés de pecho, pero la tecnología avanza rápidamente y ya hay en el mercado algunos sensores excelentes que se asemejan realmente a lo ideal. Por supuesto, la relajación compensa una menor o mayor pérdida de precisión.

GPS

Es una de las razones que repercute significativamente en el precio. Si lo tuyo es el ejercicio en gimnasio cerrado, por lo general no lo necesitas; pero, al programar ejercicios al aire libre, la consistencia de las dimensiones se nota bastante. Le sacarás el máximo partido si pasas por la ciudad. Lo necesitarás si vas a acampar en la montaña. No sólo por los detalles que puede proporcionar, sino también porque te salvará la vida si te quedas atascado en el camino o requieres asistencia médica y debes proporcionar la dirección exacta.

Sumergible

Si quiere llevar su reloj todos los días, es algo que le puede importar, porque el precio lo representaría. Aunque la mayoría de los relojes dicen en sus fichas técnicas que se pueden llevar bajo el agua, hay varios estándares de calidad diferentes. En lugar de ser sumergibles, otros son mojables y sólo pueden sobrevivir a una ligera pulverización. Aunque el vendedor no suele dar este detalle, normalmente se muestra con la clasificación IP, y en estas tablas se pueden ver los distintos niveles de seguridad.

Ver hasta cuántos metros se puede sumergir el sistema es una buena forma de averiguar lo que puede soportar, sobre todo porque la mayoría de los fabricantes se muestran demasiado confiados en esta cuestión. Debería utilizarlo en una piscina con una resistencia de 50 m y un poco más. Estamos hablando de profundidades de buceo de 100 metros y más.

Si la conexión al cargador incluye la retirada del arnés, hay que estar muy atento, ya que las manipulaciones pueden debilitar la estanqueidad. Si el arnés es fijo y quieres parchearlo o el cargador, hazlo con un especialista si quieres asegurarte de que no entre agua en el siguiente entrenamiento.

Por último, si sudas mucho, no esperes: es necesario un reloj resistente al agua. De lo contrario, corres el riesgo de alargar drásticamente la vida útil.

Descarga de datos y redes sociales

A menos que adquiera un pulsómetro analógico, todo producto debería venir con un programa de descarga de datos optimizado, ya sea de naturaleza propia o con aplicaciones conformes a las más recientes. El software “mastica” las dimensiones y te presenta diagnósticos y recomendaciones de preparación totalmente personalizados.

Todo ello, por supuesto, se publicará en las redes sociales. Si eres uno de esos atletas que no completa un kilómetro sin compartirlo en Facebook, esta es una herramienta perfecta para ti:

Aparte de la broma, hacerse miembro de una red social es una gran manera de mantenerse motivado, publicar luchas y logros, y establecer hitos compartidos que te empujen a avanzar un poco más.

Conectividad con el smartphone

Aunque no es una aplicación deportiva, te hará la vida mucho más sencilla. En el teléfono, podrás ver y atender las llamadas entrantes, revisar tu correo electrónico, tu agenda y las actualizaciones de las redes sociales, entre otras cosas. Cuando algunas personas salen a hacer deporte, aprovechan para olvidarse del resto del planeta, pero en una cultura cada vez más conectada, a menudo es esencial para estar al tanto en tiempo real.

La prueba de esfuerzo

El objetivo de utilizar un método externo es personalizar cada ejercicio para obtener los mejores resultados. Un pulsómetro bien ajustado puede indicarnos si estamos flojeando, es decir, si debemos hacer más ejercicio, o si estamos haciendo un sobreesfuerzo, que sólo puede realizarse a horas muy concretas si no queremos perjudicar al organismo.

Para analizar mejor los datos recogidos, es necesario -por no decir necesario- realizar una prueba de esfuerzo para evaluar nuestra capacidad particular. De esta manera, descartaremos cualquier condición de salud futura que pueda preocuparnos a la hora de hacer ejercicio o competir.

Ni te lo pienses: si estás pensando en comprarte una pulsera o un smartwatch, hazte antes una prueba de tensión. Puede informarte de cómo está el corazón para que puedas cuidarlo mejor. En definitiva, ¿no se supone que el deporte es bueno para ti?