Saltar al contenido
Los MEJORES TOPS

Los 10 Mejores Móviles calidad-precio de 2021 – Comparativa y Guía de Compra

Elegir un teléfono móvil con una buena relación calidad-precio no es tan fácil como podría parecer.

Hay una gran cantidad de factores a tener en cuenta. ¿Busca un teléfono grande en el que pueda leer? ¿O tal vez le gusta no tener que cargarlo todos los días? ¿Quizás lo usas para hacer fotos y quieres una cámara de alta calidad? ¿O eres un viajero habitual que puede beneficiarse de un teléfono con doble SIM?

Hemos revisado miles de teléfonos móviles en losmejorestops.com para ofrecerte una sugerencia a medida basada en tus necesidades. Además, hemos clasificado los teléfonos móviles actuales en función del valor que tienen por el precio que pagarías.

Hemos centrado nuestra calificación en los siguientes cuatro criterios que deberías considerar antes de comprar un dispositivo:

  • Tamaño: El tamaño importa, sobre todo cuando se trata del tipo de uso que le darás al teléfono. Sin embargo, ser más alto no tiene por qué significar ser más incómodo o añadir peso.
  • Cámara: La cámara se ha convertido en una función integral en todos los smartphones, y ahora se pueden conseguir excelentes lentes a precios muy bajos.
  • Pantalla: Dado que la pantalla es el punto central del dispositivo móvil, es fundamental que tenga la resolución, el brillo y el tiempo de respuesta necesarios.
  • Sistema operativo: Varios proveedores de teléfonos Android incorporan una capa extra de personalización, con un rendimiento muy diferente.

Sin más preámbulos, a continuación, nuestra lista de los mejores teléfonos inteligentes en relación calidad-precio en 2021, según la decisión de nuestros expertos.

Consulta nuestro top 10 y descubre qué móvil ofrece la mejor relación calidad-precio en 2021. ¡Cada mes, lo refrescamos para ponerte al día con toda la cobertura empresarial más reciente!

1. Xiaomi Mi A2

Un teléfono móvil con una gran batería y mucha fuerza, un ordenador y cámaras.

Tamaño/peso: 158,7 x 75,4 x 7,3mm / 168g

Pantalla: FHD+ / 5,99″

Cámaras: Dual 12Mp f/1.7 / Frontal: 20Mp f/2.2

Batería: 4.000 mAh

 Ver precio

Tras la popularidad mundial del Xiaomi Mi A1, el Xiaomi Mi A2, que salió al mercado con sólo un año de diferencia, era muy esperado. Esta última edición es una actualización de la versión anterior, con muchas de las mismas características pero con un precio ligeramente superior, de unos 200 euros.
Tiene una resolución de 5,99 pulgadas FullHD+ (2160x1080p) con una resolución de 403 píxeles por pulgada (ppi), que es una configuración ideal para la nitidez y el uso de energía.

Tiene un estilo conservador con un acabado de aluminio resistente y bordes redondeados para un agarre rápido. El lector de huellas dactilares está situado en la parte trasera, además de las cámaras. Tiene unas dimensiones de 158,7 x 75,4 x 7,3mm y pesa 168g.

Cuenta con una cpu Qualcomm Snapdragon 660, 4GB de RAM y 64GB de memoria interna, lo que es más que suficiente para un rendimiento decente, a pesar de que el procesador no es el más novedoso. Incluso hay una variante con 6GB de RAM y 128GB de memoria interna, pero es más cara y no creemos que sea tan buena en cuanto a recursos.

Tiene dos cámaras, una de las cuales sirve para crear desenfoques geniales en el modo retrato. La cámara principal tiene unas especificaciones excelentes: 12 megapíxeles, apertura f/1,7, distancia focal de 22 mm, sensor de 1/2,9″ y 1,25 millones de píxeles. Aunque la cámara secundaria no es teleobjetivo como la del Mi A1, tiene la misma distancia focal y varía en que tiene 20Mp que se pueden dividir en 41 con tecnología pixel binning para mejorar las imágenes con poca luz.

Por si fuera poco, tiene incluso una cámara frontal de 20MP con apertura f/2.2, modo belleza 4.0 y la misma tecnología pixel binning, lo que significa que las imágenes selfie son de mejor calidad.

Además, cuenta con los modos de imagen habituales, como el HDR, el último modo de luz baja HTT, y un modo manual para elegir qué cámara trasera utilizar.

En cuanto a la filmación, puede capturar en resolución 4K, cámara lenta x4 en HD, y tiene estabilización electrónica que se desempeña admirablemente en Full HD.

Su batería de 3010mAh, casi idéntica a la del Mi A1, es pequeña pero suficiente para un uso de todo el día, con un periodo de carga de apenas 1:45 horas.

Sin ninguna personalización de MI, el sistema operativo Android One se encarga de toda la tecnología. Android puro es un dispositivo sencillo, robusto y ligero, con un pequeño inconveniente: permite una menor personalización en ciertas áreas. A excepción de la aplicación de la cámara, que conserva la interfaz del dispositivo MIUI para una experiencia de usuario más sólida.

El mayor inconveniente de este sistema es que carece de un puerto de audio para conectar auriculares, teniendo en cuenta que viene con un convertidor USB-C y compatibilidad Bluetooth. A diferencia del Xiaomi Mi A2 Lite, que tiene un puerto jack de 3,5 mm, ranura microSD, es más estrecho debido al uso de una «muesca», tiene un marco similar de 5,84 pulgadas y una mayor duración de la batería de 4000mAh con carga de 2:20h, sacrifica la eficiencia de la cámara. Por cierto. Hay incluso una radio FM.

Por último, debido a su excelente funcionalidad y su precio justo, podemos afirmar honestamente que es uno de los teléfonos inteligentes con mejor relación calidad-precio accesibles hoy en día.

Pros
  • Para un equipo de gama media, los requisitos son muy altos.
  • Doble cámara trasera de buena calidad y un sensor frontal de 20 megapíxeles.
  • La estabilización electrónica de la imagen es buena en la grabación 4K y Full HD.
  • Monitor FullHD+ con una densidad de píxeles de 403 píxeles por pulgada.
  • Hay una opción de doble SIM abierta.
  • El coste.
Contras
  • Esta unidad no tiene conector para auriculares.
  • Carece de tecnología NFC para pagos móviles.
  • Carece de puerto para tarjetas microSD.

2. Honor 9 Lite

Por poco más de 100 euros, obtienes una gran interfaz y una pantalla vívida.

Tamaño/peso: 151 x 71,9 x 7,6mm / 149g

Pantalla: FHD / 5,63″

Cámaras: Dual 13Mp f/2.2 / Frontal: dual 13Mp

Batería: 3.000 mAh

El smartphone Honor 9 Lite
 Ver precio

Honor se está convirtiendo rápidamente en uno de los productores más conocidos de teléfonos de gama media, gracias a productos como el reciente 9 Lite.
Destaca especialmente la pantalla del Honor 9 Lite, un frontal IPS LCD de 5,63 pulgadas con resolución Full HD (1.920 x 1.080) y una densidad de píxeles de 428 píxeles por pulgada. Tiene una amplia gama de colores y un ajuste bien equilibrado, y su brillo máximo de 522 nits es suficiente para la mayoría de las condiciones de iluminación.

El panel táctil reacciona fácilmente y con precisión al tacto, sin pausas ni necesidad de aplicar una presión excesiva, y los ángulos de visión son buenos. Y las manos pequeñas escalarán con seguridad todo el marco, las teclas y el lector de huellas dactilares de la parte trasera gracias a la relación de aspecto 18:9.

Las dimensiones del Honor 9 Lite son 151,0 x 71,9 x 7,6 mm, y pesa solo 149 gramos, lo que hace que se sienta especialmente pequeño en la palma de la mano. El cristal protege la parte trasera del teléfono, incluido el sensor de huellas dactilares, que está colocado a dos tercios de la altura. Esto le da un aspecto elegante y moderno, pero también le permite ser un gadget resbaladizo que acumula huellas dactilares.

Sus bordes redondeados también ayudan a resaltar esta calidad de imagen, que está muy por encima de la de un dispositivo de este precio. Al agarrar el teléfono horizontalmente en dos palmas, el único y diminuto altavoz se sitúa en el borde inferior, lo que permite protegerlo más fácilmente.

En sus entrañas se aloja un procesador de ocho núcleos con 3 GB de RAM. Esto le permite desenvolverse bien en la mayoría de las actividades cotidianas evitando largos tiempos de carga y lags. En cambio, falla cuando se le empuja cerca de sus límites en la fase gráfica, como mantener la tasa de FPS (fotogramas por segundo) de los videojuegos más potentes o la multitarea cuando hay muchas aplicaciones exigentes disponibles a la vez.

Es razonable suponer que si eres una persona normal que utiliza las redes sociales, el correo electrónico y los reproductores de música a diario, tendrás una experiencia satisfactoria sin problemas.

Cuenta con dos cámaras delanteras y dos traseras para las tomas en modo retrato en términos de disparo. Los selfies tomados con las cámaras delanteras tienen un rendimiento excelente, aunque los tomados con las cámaras traseras no son tan impresionantes, ya que los resultados tras el procesado no son tan normales.

La cámara principal en ambas situaciones es de 13 megapíxeles, mientras que la secundaria es de 2 megapíxeles. En condiciones de luz natural en exteriores, los resultados son excelentes, pero en ausencia de luz, la imagen pierde concentración y aumenta el grano.

Su batería de 3.000 mAh tiene capacidad más que suficiente para un día completo de uso. A medida que se le imponen más limitaciones, como el funcionamiento constante de la cámara o la reproducción de videojuegos durante largos periodos de tiempo, la durabilidad se resiente.

La escasez de carga rápida es el verdadero inconveniente. El Honor 9 Lite necesita tres horas para cargarse por completo, lo cual es excesivo porque necesitamos que el teléfono dure más. Por suerte, tiene un modo de ahorro de energía que limita el uso de algunas apps, lo que permite que dure mucho más.

El Honor 9 Lite viene con Android 8.0 bajo su propia hoja de personalización EMUI, que incluye ajustes extra para personalizar el tema y los iconos de las apps a nuestro gusto. Además, teniendo en cuenta que viene con una tonelada de bloatware, ambos softwares se pueden eliminar desde los ajustes del teléfono à programas.

La memoria no será un problema, ya que cuenta con 32 GB de almacenamiento interno que se pueden ampliar hasta 256 GB con una tarjeta microSD. En cuanto a la red, cuenta con una entrada microUSB, que varía respecto a la época en la que la norma era una comunicación tipo C. Eso sí, incluye un puerto de audio de 3,5 mm para auriculares. También admite doble tarjeta SIM.

En resumen, un smartphone con un aspecto llamativo y elegante, una pantalla decente y un amplio control y autonomía para el consumidor habitual a uno de los mejores precios del momento.

Pros
  • La relación de aspecto 18:9 es impresionante.
  • La arquitectura es de alta calidad.
  • El precio es bastante razonable.
Contras
  • La parte trasera del cristal es resbaladiza.
  • En condiciones de poca luz, la cámara falla.

3. iPhone 8 Plus

Para los fans de Apple que quieren el mayor control y pantalla sin pagar la etiqueta del iPhone XS.

Peso: 182g

Pantalla: FHD / 5,5″

Cámaras: Dual 12Mp/ Frontal: 7Mp

Batería: 2.691 mAh

Modelo Iphone 8 Plus
 Ver precio

Apple recortó el precio del iPhone 8 Plus cuando se lanzaron el iPhone XS y el iPhone XR en 2017. Sigue sin ser un teléfono barato, pero merece la pena pagar por la calidad, sobre todo si se trata de uno de los mejores iPhone.
En esta situación, estamos ante un terminal que se parece mucho al iPhone 7 Plus, pero que tiene unas cuantas características extra que lo convierten en el mejor teléfono que puedes comprar si decides mantener el botón home y el sensor de huellas dactilares estándar del iPhone.

Una de las quejas más comunes sobre el iPhone 8 Plus es que sigue el mismo formato que el iPhone 6S y 7 Plus. La parte trasera, que antes estaba construida en aluminio, ahora es de cristal. Si bien su razón de ser no es artística, sí le ofrece un tacto más elegante y agraciado, así como una mejor conformidad con la palma de la mano, su razón de ser no es estilística ya que permite la carga inalámbrica. No es un equipo especialmente ligero, ya que mide 158,4 x 78,1 x 7,5 mm y pesa unos 202 gramos.

Tiene una pantalla táctil LCD de 5,5 pulgadas con una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles y una densidad de píxeles de 401 píxeles por pulgada. La tecnología True Tone elimina el clásico tono azul de las pantallas LCD en entornos con poca luz ambiental, ya que altera la temperatura del color en función del entorno en el que se encuentre.

La reproducción del color y la temperatura del color son extraordinarias, y la disparidad de las versiones anteriores del iPhone es evidente. Aunque puede que no sea la pantalla más nítida del mercado, su proximidad al cristal da como resultado unos colores vivos y una reacción táctil sobresaliente.

Aunque el 3D Touch no es una de las funciones más comunes entre los propietarios de iPhone, sí que aporta funciones extra a la pantalla de inicio y a la mayoría de las apps al aplicar más presión sobre la pantalla.

A nivel de hardware, el iPhone 8 Plus incorpora un procesador A11 Bionic con 3 GB de RAM, capaz de ofrecer un rendimiento que rivaliza con varios procesadores Snapdragon de gama alta.

El A11 Bionic es un procesador de seis núcleos con dos núcleos de alta potencia y cuatro de baja potencia que puede afrontar casi cualquier misión, excepto las más exigentes, con facilidad y fluidez. También permite el uso de efectos de iluminación de retrato en el marco, así como la gestión fluida de dispositivos y juegos de realidad aumentada (AR).

Viene preinstalado con el sistema operativo iOS11, y se puede actualizar a iOS12. Si ya has usado un iPad o un iPhone, estarás familiarizado con lo intuitivo y fácil que es su uso.

El iPhone 8 Plus está disponible en dos tamaños, según la cantidad de almacenamiento interno: 64 GB y 256 GB. Dado que los iPhones no admiten la expansión de tarjetas micro SD, tendrás que tomar la decisión correcta. Si te gusta hacer fotos o vídeos de objetos en movimiento, querrás optar por la edición de mayor capacidad.

Los auriculares también se han actualizado, y suenan mejor y más suave que nunca, con un aumento del 25 por ciento en decibelios respecto al iPhone 7 Plus.

La cámara del iPhone 8 Plus ha mejorado con respecto al modelo anterior, pero esto no era imprescindible porque Apple ya ha sido reconocida por incluir algunas de las mejores cámaras del mercado.

En este caso se trata de una cámara frontal de 7 megapíxeles y una trasera de doble lente de 12 megapíxeles, que proporcionan una reproducción de texturas y un grado de detalle extraordinarios tanto en las zonas más brillantes como en las más oscuras de la imagen.

La cámara trasera cuenta con un objetivo gran angular estabilizado ópticamente con una apertura de f/1,8, así como un teleobjetivo secundario de 12 MPx f/2,8 que permite un zoom óptico x2 sin sacrificar la precisión, así como fotografiar en modo retrato.

La duración de la batería del iPhone 8 Plus es adecuada, con una potencia de 2.691 mAh que te mantendrá trabajando hasta el día siguiente sin importar la frecuencia de uso. Dispone de carga inalámbrica (aunque el cable y la batería deben adquirirse por separado) y de carga rápida, características que se agradecen.

En resumen, si además quieres el desbloqueo por huella dactilar y el precio de los últimos iPhones parece ser una excepción, este es el iPhone más barato que puedes encontrar. Te durará mucho tiempo.

Pros
  • La cámara dual es fantástica.
  • Muestra un total de HD que es vívido y nítido.
  • Micrófonos duales potentes.
  • Para una mayor duración, se utiliza un potente procesador.
Contras
  • La cámara dual es fantástica.
  • Muestra un total de HD que es vívido y nítido.
  • Micrófonos duales potentes.
  • Para una mayor duración, se utiliza un potente procesador.

4. Xiaomi Redmi Note 5

Por poco más de 100 euros, obtienes una gran interfaz y una pantalla vívida.

Peso: 149g

Pantalla: FHD / 5,63″

Cámaras: Dual 13Mp / Frontal: dual 13Mp

Batería: 3.000 mAh

 Ver precio

Lo primero que hay que saber de este teléfono es que esta variante del Redmi Note 5 es la misma que el Redmi Note 5 Pro que se lanzó por primera vez en otros países, pero no se vende como tal en España.
Destaca por su doble cámara trasera y desde hace tiempo es conocido como el mejor smartphone de gama media del mercado (por debajo de 300€), un título que ahora le disputa el reciente Xiaomi Mi A2.

Tiene una pantalla táctil de 5,99 pulgadas con una resolución FullHD+ (2.160×1.080p) y una densidad de píxeles muy alta, de 403ppi. Esto se traduce en un panel relativamente amplio y con una nitidez, claridad y contraste decentes, que permite un gran aprovechamiento del frontal del teléfono gracias a la incorporación de los botones.

Debido al tamaño de su batería, su construcción puede parecer un poco gruesa, pero esto también le da una sensación fuerte y agradable en el lateral. La carcasa está construida en titanio, lo que le da una sensación premium. El otro inconveniente es que las cámaras traseras sobresalen un poco más de lo ideal. Mide 158,6 x 75,4 x 8,1 mm y pesa 182 gramos.

Eso sí, cuenta con un procesador razonablemente eficiente, el Snapdragon 636, que ofrece un 40% más de rendimiento que el Snapdragon 625 utilizado en otros modelos de Xiaomi como el Redmi 5 Plus y el Mi A1. 4GB de RAM y 64GB de memoria interna completan esta edición.

Su doble cámara trasera está formada por una principal de 12MP, f/1.8, con un sensor de 1/2.6′′ y 1,4m de píxeles, que está por encima de la media en cuanto a resultados con poca luz, y una secundaria de 5MP, f/2.0, cuya principal característica es la de capturar la profundidad de campo para conseguir impresionantes retratos con el fondo fuera de la vista.

La cámara frontal, por su parte, es de 13 megapíxeles con apertura f/2.0, flash y modo belleza 4.0, lo que garantiza una eficiencia decente en los selfies. Incluso sin la cámara dual, tiene modo retrato, pero parece más forzado ya que el desenfoque es todo óptico sin la ayuda de la lente extra. Cuenta con los mismos modos de imagen sencillos, filtros y HDR que el resto de la gama media de Xiaomi.

El vídeo se graba en Full HD a 30 fotogramas por segundo, con la opción de cámara lenta en 720p a 120 fotogramas por segundo (x4). Además, la estabilización electrónica de la imagen (EIS) consigue un rendimiento extraordinario.

Otro de los puntos fuertes es el pack de 4000mAh, que tiene entre un día y medio y dos días de duración de la batería dependiendo del uso que se le dé. Sólo tarda 2:30 horas en cargarse.

Cuenta con ranura para tarjetas microSD de hasta 128GB, doble SIM, radio FM, Android 8.1 Oreo, personalización muy potente de MIUI 9.5, activación facial con la cámara frontal, escáner de huellas dactilares y puerto de audio jack de 3,5mm, entre otras funciones. Con todas estas especificaciones, supera sin problemas a gran parte de sus competidores de gama media sin dejar de ofrecer una excelente relación calidad-precio.

Pros
  • Cámara dual de buen diseño.
  • Batería de 4000mAh de gama media alta.
  • El procesador Snapdragon 636 es una gran mejora respecto al Snapdragon 625.
  • La arquitectura tiene una sensación premium.
  • Dispone de un jack de audio de 3,5mm.
  • Tarjeta SIM de dos espacios.
Contras
  • No tiene ranura USB-C.
  • No está equipado con NFC.
  • Es compatible con Fast Charge 2.0, pero no viene con esta forma de adaptador.

5. Huawei P20 Lite

Un teléfono que se acerca a la capacidad del increíble P20 a un precio muy inferior.

Tamaño/peso: 148,6 x 71,2 x 7,4mm / 145g

Pantalla: FHD / 5,84″

Cámaras: Dual 16Mp f/2.2 / Frontal: 16Mp f/2.0

Batería: 3.000 mAh

Teléfono móvil Huawei P20 Lite en negro
 Ver precio

Construido completamente en metal y cristal, el P20 Lite es difícil de distinguir de sus hermanos mayores, el P20 y el P20 Pro. En esta situación, estamos ante un teléfono que tiene un fuerte agarre que se puede trabajar con un lado, y la amplia pantalla que ocupa todo el frontal le da un aspecto elegante y estilizado.
Pesa sólo 145 gramos, a pesar de tener un espejo infinito, lo que lo convierte en un teléfono relativamente ligero para los estándares actuales. Sus proporciones son también increíblemente delgadas, alcanzando 148,6 x 71,2 x 7,4 mm.

Se las arregla para encajar un monitor LCD Full HD de 5,84 pulgadas y 2.280 x 1.080 píxeles con una relación de aspecto de 19:9. Esto le permite tener una extraordinaria relación pantalla-cuerpo del 80,5 por ciento, aunque ciertas apps aún no están del todo adaptadas a esta relación.

Incluye una cpu Kirin 659 de ocho núcleos, que es aproximadamente comparable a un Snapdragon 625, el procesador básico de Qualcomm. Cuenta con 4 GB de RAM, que es más que suficiente para las tareas típicas que se realizan en un móvil.

En realidad, es un procesador rápido que proporciona una experiencia Android fluida, pero tiene dificultades en circunstancias difíciles como la multitarea o el cambio rápido entre varias aplicaciones. Cuando las apps y los juegos requieran más capacidad de cálculo, habrá que ver si envejece con el tiempo.

Ejecuta el sistema operativo EMUI (Emotion UI) de Huawei, que es una adaptación de Android hecha a medida de las necesidades de Huawei. Es un dispositivo con su propio conjunto de atajos y movimientos, y viene con una curva de aprendizaje rápida, sobre todo para los que no lo han usado antes. En el lado positivo, es uno de los sistemas del mercado que más flexibilidad permite, algo que sin duda disfrutarán los consumidores experimentados.

En cuanto a la comodidad, cuenta con un gran sensor de huellas dactilares en la parte trasera que hace que desbloquear el teléfono sea un juego de niños. Incluso tiene la posibilidad de desbloquearse a través del reconocimiento facial, algo que nos alegró (aunque lógicamente no tiene la misma velocidad y precisión que el FaceID del iPhone).

La cámara del P20 Lite era una de las características más esperadas en su presentación, ya que su hermano mayor, el P20 Pro, tiene una de las más potentes del mercado.

En la parte trasera se encuentra una configuración dual de 16 y 2 megapíxeles (f/2.2), que asegura que el segundo sensor solo suministra datos de profundidad para el modo retrato y no tiene zoom óptico sin pérdida de información.

Se puede concluir que el uso de la cámara trasera ha sido una experiencia realmente buena. Aunque la detección de bordes del modo retrato no es impecable, proporciona colores bastante realistas y una alta saturación, lo que atraerá a muchos que disfrutan compartiendo fotografías llamativas en las redes sociales. Su rendimiento en escenarios con poca luz también es digno de mención. El sensor frontal, por su parte, sigue siendo de 16Mp pero más luminoso, con una apertura f/2.0.

En cuanto a la película, somos un poco escépticos. Carece de estabilización de imagen y solo puede filmar en Full HD hasta 30 fotogramas por segundo, lo cual es adecuado pero no excepcional.

Una de las ventajas del P20 Lite es su autonomía. Durará más de un día y medio gracias a su batería de 3.000 mAh y a su potente modo de bajo consumo. En varias ocasiones, también completará el segundo día. Si alguna vez te quedas sin batería, el P20 Lite es compatible con la carga rápida, lo que te permite recargar el teléfono en más de un 40% en menos de 30 minutos.

En el borde, hay un puerto USB-C, así como una ranura para dos tarjetas SIM o una SIM y una tarjeta micro SD. También vale la pena mencionar que la toma de auriculares de 3,5 mm se mantiene en la base, lo que elimina la necesidad de un adaptador. En conclusión, si quieres un smartphone extremadamente personalizado con sensores decentes, una autonomía sobresaliente, desbloqueo facial y una gran pantalla, esta es una excelente opción.

Pros
  • La cámara trasera te animará a hacer fotos vívidas y nítidas.
  • Excelente duración de la batería y carga rápida.
  • Es extremadamente ligero.
Contras
  • Dentro de unos años, el procesador será superfluo.
  • Algunas aplicaciones no están diseñadas para funcionar en un dispositivo 19:9.

6. Samsung Galaxy S9

Un smartphone versátil con una cámara decente y características de gama alta.

Tamaño/peso: 147,7 x 68,7 x 8,5mm / 163g

Pantalla: SAMOLED / 5,8″

Cámaras: 12Mp f/1.5 / Frontal: 8Mp f/1.7

Batería: 3.000 mAh

galaxy s9
 Ver precio

A pesar de la aparición del Samsung S10, el S9 sigue siendo una de las opciones de calidad-precio más atractivas de la actualidad.
En términos de arquitectura, estamos ante una maravilla de metal y cristal. Tiene un aspecto futurista, con el panel curvado en las esquinas (como los modelos Edge), y pesa solo 163 gramos y mide 147,7 x 68,7 x 8,5 mm. Además, cuenta con la clasificación IP68 de tolerancia al agua y al polvo.

El hecho de que no esté pensado para ser utilizado con una funda protectora podría ser el único inconveniente. La forma «infinita» de la pantalla se aprecia mejor con el terminal en la brisa, y el cristal es muy inmune a ésta. Sin embargo, cuando miras la parte trasera, se llena de polvo y tendrás que limpiar continuamente las huellas dactilares. Por no hablar de que un terminal con tapa va a seguir siendo más seguro frente a los golpes… pero se pierde gran parte del encanto del estilo.

La pantalla de 5,8 pulgadas del S9 es una de las razones por las que es uno de los grandes teléfonos actuales. En este caso, se trata de la icónica (e impresionante) pantalla de Samsung: una pantalla Super AMOLED de 2.960 x 1.440 píxeles con una nitidez extraordinaria.

Los colores son muy vibrantes y muestra el negro más oscuro disponible en una pantalla OLED. Además, la iluminación es excepcional, lo que permite ver la pantalla con claridad incluso en entornos luminosos.

Incluye un procesador Exynos 9810 de Samsung, que es comparable al popular procesador Snapdragon 845 de Qualcomm. Si a esto le sumamos 4 GB de RAM, tenemos un sistema capaz de manejar todos los programas y videojuegos más exigentes.

La cámara de este teléfono es sobresaliente, como viene siendo habitual en toda la línea Samsung Galaxy. Tiene una lente de 12 megapíxeles en la parte trasera, con la posibilidad de cambiar la apertura. Para retratos con poca luz, usa F1.5, y para fotos más claras, usa F2.4. El autoenfoque es rapidísimo y los distintos modos de fotografía son extremadamente detallados.

La cámara frontal tiene un sensor de 8 megapíxeles y una apertura de f/1,7, por lo que es buena con poca luz. Además, en cualquiera de las dos cámaras se puede conseguir un efecto bokeh perfecto, con un fondo desenfocado que queda muy bien.

Ahora toca hablar de una funcionalidad que al principio te divertirá… pero que pronto te cansará. Este S9 te permite hacer un avatar animado a partir de una toma de selfie, claramente influenciado por los animoji de Apple (y con el objetivo de competir, claro). No está mal y es divertido, aunque se necesitaría una cámara frontal más efectiva para captar todos los detalles con mayor profundidad.

Su batería de 3.000 mAh tiene energía suficiente para un día de uso continuo. No es mucho, pero es un problema que aqueja a la mayoría de los teléfonos de gama media: el rendimiento de la batería tiene una fuerte correlación con el volumen.

Incluye carga rápida e inalámbrica, como ya es habitual en la mayoría de los smartphones de gama alta, y mantiene el puerto de auriculares, lo que es una magnífica noticia. Se incluye un puerto USB-C para cargar y conectar a otros equipos.

Ya tenemos el sistema operativo Android 9 Pie debido a la más reciente actualización de Android. Nos ha parecido fluido y fácil de navegar tras introducir la capa de personalización ligera de Samsung.

La única característica que no nos ha convencido son las teclas predeterminadas, ya que la escritura predictiva deja mucho que desear. Dada la calidad general del teléfono, sería conveniente que prestaran atención a ciertas pequeñas informaciones que pueden resultar rápidamente irritantes.

También se incluye Bixby, el asistente de voz que compite con Siri de Apple. Los comandos de voz siguen siendo un defecto, ya que son demasiado lentos y literales. Tras unos cuantos intentos, lo más seguro es que vuelvas a utilizar el asistente de Google para hacer tus búsquedas. La búsqueda de imágenes, por otro lado, es bastante justa, y el intérprete, además de algunos defectos menores, es uno de los mejores que hemos visto. En cualquiera de los dos casos, la accesibilidad es arbitraria, y no merece tener su propio icono en el lado izquierdo del teléfono.

Tiene 64 GB de memoria RAM, que se pueden ampliar hasta 400 GB con una tarjeta micro SD, y un sensor de huellas dactilares bajo la cámara trasera para la seguridad. Tiene el marco de protección más estable, pero también cuenta con un escáner de iris y un sistema de reconocimiento facial que, aunque no es impecable, supone una mejora respecto al Galaxy S8 (era uno de sus puntos débiles).

El Samsung S9 es un poco caro en comparación con otros smartphones Android, pero si no quieres gastar el dinero extra en la nueva edición, es un gran terminal.

Pros
  • La consistencia del audio y la imagen fue excelente.
  • Detección facial, escaneo de huellas dactilares y escaneo de iris
  • Carga inalámbrica rápida y cómoda
Contras
  • El precio está en el medio del espectro de la gama media y la gama alta.
  • En el teclado, se debería mejorar la escritura predictiva.

7. Xiaomi Redmi S2

Un smartphone de bajo coste con características básicas y una cámara selfie decente.

Tamaño/peso: 160,7 x 77,3 x 8,1mm / 170g

Pantalla: HD+ / 5,99″

Cámaras: 12Mp f/2.2 / Frontal: 16Mp f/2.0

Batería: 3.080 mAh

Smartphone Xiaomi Redmi S2 en color azul
 Ver precio

El Xiaomi Redmi S2 es una de las actualizaciones más recientes de la marca, y aunque existe una variante de 64GB/4GB, su precio es comparable al del Xiaomi Redmi Note 5, y es inferior en otros apartados como la batería y la pantalla, por lo que no tiene suficiente relación calidad-precio.
En consecuencia, la edición de 32GB/3GB es la que analizaremos ya que su precio ha bajado considerablemente, convirtiéndose en un teléfono de precio razonable con algunas características interesantes.

Su pantalla de 5,99 pulgadas tiene una resolución HD+ de 1440x720p, con una densidad de píxeles de 269ppp, que es una estadística modesta pero suficiente si no se utiliza el terminal para leer. Aunque la iluminación pierde intensidad en pleno día, el contraste y el color son fuertes.

El Redmi S2 está hecho de plástico, pero tiene un aspecto y sonido de aluminio. Tiene un buen acabado y un tacto fuerte. Las cámaras traseras sobresalen, pero no son molestas, por lo que no se tambalean al ponerlas sobre una superficie, por ejemplo.

Su procesador Snapdragon 625 tiene un rendimiento admirable, pero es un poco lento en aplicaciones o funciones exigentes como el modo retrato.

Este teléfono se destaca de la mayoría de la gama media-baja en el departamento de cámaras. La cámara dual trasera de 12MP tiene un sensor de 1/2,9′′, 1,25m de píxeles y una apertura de lente de f/2,2, y se complementa con una de 5MP f/2,0 para hacer retratos impresionantes con el fondo fuera de la vista. También cuenta con un modo HTT para situaciones de poca luz, pero no es su fuerte, ya que reduce la calidad de forma significativa por la noche.

Por otro lado, la cámara frontal tiene un sensor de 16 megapíxeles y una apertura de f/2.0, que, combinada con la función de retrato digital (sin lente adicional), el modo belleza y el flash, produce un rendimiento decente en los selfies.

Como la pantalla no es realmente exigente en términos de consumo, la batería de 3080mAh dura un día entero o quizás un poco más. En resumen, el periodo de carga es de 2:15 horas.

Viene con Android 8.1 Oreo y la optimización de MIUI 9.5, que mejora ciertos elementos de la interfaz de usuario. La ranura MicroSD, que admite tarjetas de hasta 128 GB, el lector de huellas dactilares trasero realista, la radio FM, la doble SIM y el puerto de audio de 3,5 mm, que ayuda a añadir auriculares, completan sus capacidades tecnológicas. Tiene unas dimensiones de 160,7 x 77,3 x 8,1 mm y un peso de 170 gramos.

En resumen, se trata de un smartphone realmente asequible para aquellos que quieren una cámara decente en su teléfono sin gastar una tonelada de dinero.

Pros
  • El coste.
  • Modo retrato y cámara frontal
  • Se utiliza una toma de audio de 3,5 mm.
  • Tarjeta SIM de dos espacios.
Contras
  • Con su amplio tamaño de pantalla (5,99′′), la calidad de la pantalla es inadecuada.
  • No hay ranura USB-C.
  • La carga rápida 2.0 no es compatible con ella.

8. Sony Xperia 10

Para los adictos al material digital.

Tamaño/peso: 156 x 68 x 8,4mm / 162g

Pantalla: FHD / 6″

Cámaras: 13Mp f/2.0 / Frontal: 5Mp f/2.4

Batería: 2.870 mAh

Xperia 10
 Ver precio

Los Sony Xperia 10 y 10 Plus son las esperadas actualizaciones de los smartphones de gama media de la marca, que se presentaron por todo lo alto en el Mobile World Congress 2019.
El precio del modelo actual ha subido, y ahora se acerca al límite psicológico de los 300 €, salvo ofertas especiales. ¿Merece la pena? Sí, si te interesa ver películas y jugar a videojuegos en un televisor. Sin embargo, si el contenido multimedia no es una prioridad, encontrarás mejores opciones en esta lista por el mismo importe.

Así que vayamos al meollo de la cuestión: la pantalla.

Utiliza la arquitectura Ultimate Large, que elimina la muesca y amplía el panel a 21:9, el tamaño cinematográfico tradicional. Es decir, 6″ aprovechadas al máximo, con Full HD+ y un resultado final sorprendente… si se utiliza el formato correcto.

Hay que tener en cuenta que, aunque el 21:9 es cada vez más habitual, convive con otros ratios. Ya existe una variedad de material de streaming en 16:9, y verás barras negras en los laterales si es el caso.

Sin embargo, si el formato está bien hecho, la interfaz de usuario es casi inmejorable.

Las formas rectangulares características de la gama Xperia, así como la consistencia del cristal, sensible al tacto y muy resistente, sobresalen en el lateral. Su tamaño es de 156 x 68 x 8,4 mm. Es muy grande, por lo que si tienes manos pequeñas, puede ser un poco incómodo. Para solucionarlo han añadido unos sensores laterales que permiten gestionar las aplicaciones más populares desde un menú en el lateral. Esto es raro para un teléfono de esta escala, y parecerá extraño al principio si nunca has visto uno antes. Sin embargo, una vez que te hayas acostumbrado, podrás utilizarlo sin dificultad.

Incluso tiene un lector de huellas dactilares en la mano derecha en la misma línea. Es muy fácil si eres diestro porque puedes hacer algo con el pulgar, pero no es tan divertido si eres zurdo.

Hemos dejado el segmento de las cámaras para el final, ya que esta iteración ha mejorado mucho respecto a su predecesor, el Xperia XA2. Tiene dos cámaras traseras, una con una resolución de 13 megapíxeles y una apertura de F2.0, y la otra con una resolución de 5 megapíxeles y una apertura de F2.4. Esta combinación permite tomar imágenes en relación de aspecto 21:9 para optimizar el espacio de la pantalla, o conseguir el impacto Bokeh, que difumina el fondo de una foto y queda fantástico en los retratos.

Sin embargo, también hay espacio para el desarrollo en campos como el disparo con poca luz y la velocidad de obturación. Así que, si eres exigente con la precisión de tus instantáneas, éste no es el mejor teléfono para ti. En cuanto a la película, puede capturar en 4K a 30 fotogramas por segundo con una excelente estabilización óptica de la imagen.

Probablemente la parte menos persuasiva fue el cargador. Su batería de 2.870 mAh sólo es capaz de aguantar las exigencias de la pantalla. Parece que han priorizado el peso (sólo 162 gramos), aunque quizá unos gramos más podrían haber supuesto una batería más eficiente. Que si usas mucho el teléfono, le costará llegar al final del día. Sí, no ver vídeos ahorra batería, pero no tiene sentido porque todo el teléfono parece basarse en ofrecerte una mejor experiencia de visualización.

En ese caso, puede valer la pena considerar el Sony Xperia 10 Plus, que tiene una batería de 3.000 mAh marginalmente más eficiente.

El Snapdragon 630 es la cpu, y ejecuta el sistema operativo sin problemas. Se ejecuta en Android 9 Pie con las personalizaciones propias de Sony, que nos han gustado. Aunque se duplican ciertas funciones, como la gestión del audio y las imágenes (se puede elegir entre las apps de Google y las de Sony), esto permite aprovechar el espacio de almacenamiento interno. Si quieres configurar el contenido y crear listas de reproducción o archivos de fotos, la propuesta de Sony para estos casos también es bastante interesante.

Otro de los puntos fuertes de este teléfono es el sonido del audio, que es sobresaliente y tiene un volumen razonablemente alto. En consecuencia, gracias a su tecnología Bluetooth 5.0, es una de las opciones más potentes de nuestro top 10 para escuchar música, incluso con auriculares inalámbricos.

También cuenta con una antena FM (lo que resulta útil si prefieres la radio en directo en lugar de los podcasts) y un puerto de auriculares de 3,5 mm. Esto es útil si tienes auriculares con cable o si tus auriculares portátiles se quedan sin batería.

NFC para pagos móviles y un puerto USB-C completan el kit. Por último, se trata de un terminal muy completo, teniendo en cuenta su precio superior a la media en esta gama de móviles, lo que le impide figurar entre los de mejor relación calidad-precio.

Pros
  • La calidad de imagen es excelente.
  • La calidad del sonido es excelente, tanto por Bluetooth como por cable.
  • Desde el menú lateral, ejecuta el proceso.
Contras
  • No todo el material es accesible en la relación de aspecto 21:9.
  • En un uso intensivo, la batería es un poco pequeña.

9. BQ Aquaris X2

A un precio de gama media, un smartphone con varias características de gama alta.

Tamaño/peso: 150,7 x 72,3 x 8,3mm / 163g

Pantalla: FHD+ / 5,65″

Cámaras: Dual 12Mp f/1.8 / Frontal: 8Mp f/2.0

Batería: 3.100 mAh

Móvil Aquaris X2 de la marca BQ
 Ver precio

Empezando por su pantalla, que consume poco a poco todo el frontal del equipo, el último BQ Aquaris X2 se define como un smartphone que pretende imitar a muchos de gama alta a un precio mucho más asequible.
Se trata de una pantalla LCD de 5,65 pulgadas con relación de aspecto 18:9 y una resolución FHD+ de 2.160 x 1.080 píxeles, con una densidad de píxeles de 428 píxeles por pulgada.

Tiene un panel nítido y vibrante, pero sus 650 nits de brillo se quedan cortos con respecto a algunas versiones de gama alta, y se nota menos en ambientes luminosos.

En cuanto al diseño y las especificaciones, estamos ante un teléfono de aluminio de 163 gramos con unas dimensiones de 150,7 x 72,3 x 8,3 mm y un peso de 150,7 x 72,3 x 8,3 mm. Mantiene el aspecto habitual de BQ, utilitario y clásico, pero con un toque de lujo gracias a su pantalla infinita y a una parte trasera metálica donde se sitúa el lector de huellas.

Cuenta con un procesador Snapdragon 636 de 8 núcleos que funciona a 1,8 GHz. Se trata del procesador de gama media de Qualcomm, que garantiza una eficiencia óptima en el uso diario del teléfono, así como en la mayoría de las apps y videojuegos. El Aquaris X2 está disponible en dos versiones, ambas con diferentes capacidades de RAM y almacenamiento, pero ambas ampliables hasta 256 GB mediante tarjeta micro SD:

Existe una variante de 3 GB de RAM y 32 GB de disco.
También está disponible una variante con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento.
Otro aspecto excelente de este teléfono son sus cámaras, ya que la trasera cuenta con un sensor dual de 12 y 8 megapíxeles y una apertura f/1.8, lo que permite tomar imágenes en modo retrato.

Con una intensa reproducción del color, una gran nitidez y un rendimiento adecuado en entornos con poca luz, los resultados fotográficos nos han satisfecho enormemente.

En cuanto a la cámara frontal, nos encontramos con una única lente de 8 megapíxeles con apertura f/2.0, pero también cuenta con una función de retrato por software. BQ se lleva otro punto.

La autonomía del BQ Aquaris X2 se calcula con una batería de 3.100 mAh, que proporciona hasta un día y medio de uso continuo, lo que es una estadística realmente respetable.

Carece de carga inalámbrica, pero cuenta con una función de carga rápida que puede recargar el teléfono hasta el 50% en sólo 30 minutos.

El Aquaris X2 viene con el sistema operativo Android One de Google, que es una variante no alterada del sistema operativo de Google (en este caso, la versión 8.1 Oreo) que necesita menos cambios al actualizar debido al menor nivel de personalización, lo que permite que las nuevas actualizaciones lleguen más rápido.

Cuenta con Bluetooth 5.0, un conector USB Type-C, dos ranuras nanoSIM y una toma de auriculares de 3,5 mm en el apartado de redes (una buena noticia). Otro punto a favor son los altavoces estéreo, que suenan sólidos y sencillos incluso a volúmenes altos. En otras palabras, aunque no es el teléfono más moderno o fuerte del mundo, puede competir con varios competidores que cuestan el doble.

Pros
  • Ambas cámaras ofrecen un rendimiento excelente.
  • Android One está preinstalado, y es la versión más pura de Android que se puede utilizar.
  • El equipo es claro y brillante.
Contras
  • El procesador es más que satisfactorio, sin embargo, luchará con los videojuegos más difíciles dentro de unos años.
  • Es concebible que el sensor de huellas dactilares sea mejor.
  • El brillo automático tarda un poco más de lo previsto en cambiar.

10. Motorola Moto G6

Un icono atemporal que ha sufrido importantes cambios de diseño y sigue siendo una apuesta segura y consistente a un precio económico.

Tamaño/peso: 153,8 x 72,3 x 8,3mm / 167g

Pantalla: FHD+ / 5,7″

Cámaras: Dual 12Mp f/1.8 / Frontal: 8Mp f/2.2

Batería: 3.000 mAh

Frontal y trasera del Motorola G6 en color negro
 Ver precio

No podía faltar en nuestro top 10 de los mejores móviles en relación calidad-precio la línea Moto G, la icónica serie de Motorola que lleva varios años en el sector de los smartphones y que se renueva cada año para seguir ofreciendo resultados sólidos a un precio muy bajo, como el último Moto G6, que está teniendo la misma respuesta positiva que su predecesor el G5.
El estilo ha cambiado radicalmente en este milenio moderno, con un recubrimiento de cristal que le da un aspecto bastante elegante y lujoso, dejando atrás los diseños tradicionales y fuertes que daban la impresión de ser un teléfono relativamente barato.

Tiene un tacto robusto con líneas curvas y es resistente a los arañazos; sin embargo, el cristal tiene ciertos inconvenientes: es menos resistente a las caídas y las huellas dactilares se marcan con facilidad, lo que hace más difícil mantener un aspecto limpio.

Tiene unas dimensiones de 153,8 x 72,3 x 8,3 mm y pesa 167 gramos.

Su arquitectura frontal se ha compactado reduciendo los marcos, consiguiendo un panel más amplio FullHD+ (2.1601.080) de 5,7 pulgadas sin ampliar las dimensiones del dispositivo. Se puede desear un gran panel IPS con una resolución de 424 píxeles por pulgada y un poco más de brillo.

Siguen manteniendo el diseño rectangular del lector de huellas dactilares frontal, diferente a lo que acostumbran la mayoría de las marcas pero igual de potente.

En cuanto al interior, nos centraremos en la variante de 3GB de RAM y 32GB de memoria (ampliable con microSD hasta 128GB) porque nos parece la más equilibrada, y está por debajo de los 200 euros.

Cuenta con una CPU Snapdragon 450, más lenta que la de sus competidores, pero con un rendimiento admirable; la navegación es rápida y fluida gracias al marco bien optimizado del dispositivo. El único momento en el que no sugeriríamos el Motorola G6 es para juegos que necesiten muchos gráficos.

En cuanto a la autonomía, la batería ha aumentado hasta los 3000mAh, lo que permite utilizar el teléfono hasta el final del día sin complicaciones, e incluso hasta un día y medio con un uso más comedido.

Además, cuenta con la tecnología de carga rápida TurboPower, que le ayuda a alcanzar el 100% de la batería en 1:45 horas.

Otro aspecto del G6 que nos gusta es la doble cámara, cada vez más popular en la gama media. El sensor principal de 12 megapíxeles tiene una luminosa apertura f/1.8 y está emparejado con un sensor secundario de 5 megapíxeles para conseguir un fuerte desenfoque en el modo retrato.

La cámara frontal, por su parte, tiene un sensor de 8 megapíxeles y un objetivo gran angular de apertura f/2,2. Este equipo fotográfico viene con el modo HDR estándar, el modo manual, el modo de maquillaje y los filtros al estilo de Snapchat con máscaras. Incluso puede capturar vídeo HD completo en cámara lenta x2.

En resumen, es una cámara fuerte de gama media que destaca por el procesamiento de HDR, retrato y belleza de impacto que produce un resultado realista menos definido o exagerado que otras marcas. El único inconveniente es que la cámara de la parte trasera sobresale más de lo normal.

Ambas funciones funcionan en conjunto bajo el sistema operativo Android Oreo, con una mínima personalización por parte de Motorola, como es habitual en ella para garantizar un servicio fácil y funcional. También se utiliza la detección facial.

La marca Motorola no suele destacar en el departamento de audio, y este teléfono no es diferente, pero se agradece la inclusión de un puerto minijack convencional para conectar auriculares, ya que ciertos teléfonos modernos no lo tienen.

Por último, tiene una ranura SIM dual, acceso NFC para pagos móviles, una antena FM y un puerto USB-C. En resumen, un smartphone que recibe una media alta indica que ha mejorado significativamente la arquitectura de sus predecesores.

El Motorola G7, hermano mayor del G6, es estéticamente comparable al anterior.

Mantiene la trasera de cristal, para bien o para mal, a pesar de un cambio notable en la pantalla. Es de 6,2″ con una muesca que reduce el tamaño del marco. Es decir, maximiza el tamaño de la pantalla dejando así un hueco para la cámara y el altavoz en la parte superior central.

La pantalla se ha comportado de forma admirable en cuanto a nitidez y brillo, y el sonido es preciso, con un volumen sorprendentemente alto para este tipo de terminales.

Hemos encontrado una diferencia en el procesador: Snapdragon 632 frente a la iteración 450 del G6. Esto hace que, aunque el G6 tenga un rendimiento admirable, el rendimiento del G7 sea notablemente más suave, debido en parte a la simplicidad del software de Motorola y a la falta de funcionalidades obstructivas.

Por lo demás, la batería sigue siendo la misma, con carga rápida, y la doble cámara trasera es la misma que antes. En cambio, la cámara frontal tiene 12 megapíxeles, frente a los 8 del G6. También viene con un lector de huellas dactilares y un rudimentario sistema de reconocimiento facial.

Pros
  • El precio es bastante razonable.
  • Es bastante tranquilo (50 dB).
  • En general, el resultado fue realmente suave.
  • Se utiliza una toma de audio de 3,5 mm.
  • Hay una opción de doble SIM abierta.
Contras
  • Para jugar, la cpu es poco potente.
  • La cámara trasera sobresale más de lo normal.

Comparativa de los mejores teléfonos móviles

En esta tabla, podrá evaluar los auriculares inalámbricos mejor valorados y hacer una elección informada en función de sus necesidades.

Nuestras Recomendaciones.

Por último, estas son las versiones que sugerimos en función de las preferencias específicas y el presupuesto, para que pueda adquirir el auricular inalámbrico que se adapte a sus necesidades.

El mejor móvil calidad precio de menos de 200€: Xiaomi Mi A2


El Xiaomi Mi A2 es el mejor móvil de menos de 200€
 Ver precio

Tal y como se preveía, un smartphone de la extensa gama de Xiaomi se lleva el título de mejor móvil de menos de 200 euros en términos de consistencia, el Xiaomi MI A2
Y es que la marca china demuestra año tras año que es capaz de producir productos de alta calidad a un precio razonable.

Un modelo de gama media con un precio bajo y ciertas características que lo sitúan a la altura de rivales incluso de gama alta. A continuación explicamos por qué creemos que es el móvil con mejor relación calidad-precio por menos de 200 euros:

Su hardware y componentes superan a las versiones de gama media de la mayoría de las marcas. Por menos de esa cantidad, nadie supera la combinación de su potente procesador Snapdragon 660, 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna.
Quién no quiere tomarse bonitos selfies con el fondo fuera de la vista como lo hacen las cámaras réflex o de talento? Te aburrirás de fotografiar a tus compañeros, a tu novio/a o a tu mascota. Hay otros teléfonos de gama media con una segunda cámara trasera para el modo retrato, pero la de Xiaomi es más avanzada, con un sensor de 20 megapíxeles y tecnología pixel binning. Y no hay que olvidar el sensor frontal de 20 megapíxeles, que no se queda atrás y ofrece un rendimiento selfie excepcional.
A pesar de ser una empresa china, Xiaomi se ha ganado la reputación de ser sinónimo de confianza y garantía, y muchos se refieren a ella como la Apple asiática. Su reputación y prestaciones hacen que sea sencillo localizar sus productos en las tiendas y almacenes españoles, con una entrega rápida y una garantía europea de 2 años.
Si no te gustan los dispositivos enormes, esta es la única explicación por la que no lo sugeriríamos. Tiene un marco de 5,99 pulgadas y, a pesar de que el frontal del terminal está bien desgastado, mide 15,8 cm de alto y 7,5 cm de ancho, una escala a la que no todo el mundo está acostumbrado.

Los mejores móviles calidad-precio de gama media: 200-300€

Estás de suerte si tienes un presupuesto reducido y no quieres gastar mucho dinero en el nuevo iPhone o Samsung Galaxy.

Hoy en día, conseguir gran parte de las prestaciones de los teléfonos de gama alta no supone invertir mucho, y muchos de ellos bajan de precio drásticamente sólo unos años después de su lanzamiento. Estas son las mejores opciones actuales de gama media que no cuestan más de 300 euros:

1. – Sony Xperia 10

Xperia 10El marco del Sony Xperia 10, con su relación de aspecto 21:9, es lo que más nos impresiona. La consistencia no tiene rival en esta categoría de precio, y lo encontrarás en los juegos debido al espacio adicional necesario para acomodar los botones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todo el material de streaming es accesible en este estilo, y puede chirriar si los criterios de visualización son elevados. Lo mismo es válido para los juegos; Sony informa de que está intentando que todo su catálogo sea compatible, pero varios títulos aún no están en 21:9. Sin embargo, la trayectoria tiende a ir en esa dirección, y cada vez habría un mayor volumen de material disponible.

Y cuando hablamos de imagen, tenemos que hablar de música, que es otro de los puntos fuertes de Sony. La calidad de audio es sobresaliente, con muchos ajustes de ecualización y un volumen amplio para hacer uso incluso en condiciones de mucho ruido. Por supuesto, dispone de Bluetooth, pero también es bueno destacar que ofrece un puerto para auriculares con cable, algo que varios fabricantes están eliminando.

La cpu Qualcomm Snapdragon 630, aunque no es la más avanzada del mercado, es más que suficiente para las necesidades de este smartphone. Además, con deportes bastante exigentes, no se disfruta de lags durante su uso. Este hardware se remata con 3GB de RAM y 64GB de almacenamiento interno, que no es terrible. Se puede ampliar con una tarjeta microSD de hasta 512GB si no es suficiente.

Por lo demás, tanto las cámaras (dos traseras y una frontal) como la batería son buenas, aunque un poco más de autonomía en esta última sería genial. Y, una vez que te acostumbras a usar el menú y los controles en el lateral del teléfono, usarlo con una sola mano es bastante cómodo, sobre todo teniendo en cuenta la altura del teléfono.

En resumen, un smartphone de gama alta de Sony con especificaciones bien equilibradas y varios extras de aplicaciones multimedia bien pensados.

2. – BQ Aquaris X2

El BQ Aquaris X2 no tiene el estilo más atractivo, pero lo compensa con unas características extraordinarias y una cámara fantástica para este segmento de mercado. ¡Y eso por sólo 300 euros!

Para empezar, cuenta con un panel LCD de 5,65 pulgadas que abarca todo el frontal, con una resolución Full HD+ (2.160 x 1.080 píxeles) que destaca entre las versiones de gama media por su brillo.

La cpu tampoco es pobre, con un Snapdragon de 8 núcleos capaz de realizar la mayoría de las actividades del smartphone, incluso las deportivas más exigentes. Por si fuera poco, el rendimiento de las cámaras duales es más que satisfactorio, incluso en condiciones de poca luz.

Otro de sus puntos fuertes es la autonomía, y aunque no está a la altura de los teléfonos de gama alta en cuanto a diseño y ritmo, no encontrarás un teléfono con más funcionalidad por este precio.

3. – Moto G6

El Moto G6 es tu teléfono si quieres un teléfono todoterreno, estable y con todas las prestaciones vistas en las versiones más premium de las grandes marcas por menos de 200 euros.

Motorola ha mejorado notablemente la producción de su G6 respecto a las versiones anteriores, que ya se caracterizaban por ofrecer una de las mejores relaciones calidad-precio del mercado.

Cuenta con una amplia pantalla (LCD, por supuesto) con líneas angulares y un recubrimiento de cristal que nada tiene que ver con los grandes nombres del sector: Resolución Full HD+ con 424 píxeles por pulgada. No sigue la última tendencia de cubrir todo el frontal con un espejo, pero permite mantener el sensor de huellas dactilares en el frontal de forma muy discreta.

Tiene una cámara trasera decente con zoom óptico y modo retrato, así como una batería de 3.000 mAh que durará más de un día con un uso moderado. Quizá el único aspecto en el que puede salir reforzado es en su cpu, que es adecuada en la mayoría de las circunstancias pero apurada en situaciones de alta exigencia. Por supuesto, no tendría este precio si ese fuera el caso.

Los 3 mejores móviles chinos calidad-precio

Es una realidad innegable que Xiaomi es el principal fabricante asiático del sector, y que hablar de los mejores móviles chinos en términos de calidad-precio equivale a hablar de sus smartphones. Sin embargo, como ya hemos analizado tres de ellos en nuestro top ten (Mi A2, Redmi Note 5 y Redmi S2), vamos a ofrecer una oportunidad a otras marcas chinas en 2019. Tienen en su catálogo algunas opciones realmente interesantes y con una relación calidad-precio decente.

Hemos buscado móviles con características decentes y un precio bajo para hacer este top tres, sin ser los más baratos del mercado, pero igualmente ideales para todos los bolsillos. Muchas veces hemos tenido en cuenta el hecho de que son rápidos de conseguir en España, ya sea en Amazon o en otras tiendas.

1. – Huawei Mate 20 Lite

Huawei Mate 20 liteDado que la marca Huawei se asocia a la consistencia y es muy conocida en la industria española, se ha ganado un merecido puesto en el primer puesto de la lista. El Huawei Mate 20 Lite es un versátil smartphone de gama media con un precio que ronda los 200€ y que nos ha sorprendido por todo lo que tiene que hacer.

No hay que confundirlo con el Huawei P20 Lite, que pierde el apelativo de «Amigo»: ambos teléfonos no son iguales. Hemos seleccionado este por la relación calidad-precio, ya que una cámara de este calibre sería más cara con cualquier otra marca.

Construcción de cristal, pantalla táctil de 6,3 pulgadas FullHD+ (409ppi), cpu Kirin 710, 4GB de RAM, 64GB de memoria interna, cámara trasera dual de 16MP / 2MP, cámara frontal dual de 24MP / 2MP, batería de 3.750mAh, Android 8.1 actualizable, tarjeta microSD, dual SIM, lector de huellas dactilares, puerto USB-C y jack de audio de 3,5mm.

Como puedes ver, no hay nada más que puedas buscar del Huawei Mate 20 Lite. Lo tiene todo, incluyendo una cámara dual tanto en la parte delantera como en la trasera, que permite crear retratos borrosos con resultados que nos han maravillado. Su arquitectura es elegante y sólida, la pantalla es fantástica, la combinación de procesador y RAM hace que se ejecute de forma rápida y fluida (aunque un poco lenta para juegos de alta exigencia como Asphalt 8: Airborne), y la batería dura todo el día, mucho más que la de los teléfonos más costosos.

El inconveniente más importante, en nuestra opinión, es el Bluetooth 4.2 (sería preferible el 5.0) y la ausencia de carga inalámbrica. De acuerdo, a este precio, eso sería chocante, pero al usar vidrio como material de base, debería haberse extendido. Realmente odiamos el hecho de que venga con un montón de aplicaciones preinstaladas que mastican el almacenamiento y el dinero. Se pueden borrar, lo cual es una ventaja, así que ¿por qué no ahorrarnos el tiempo?

2. – Honor 8X

Móvil chino Honor 8XHonor es una filial de Huawei que compite en el mercado de los smartphones de gama media, principalmente contra Xiaomi. Y, por su popularidad, ya ha superado a Huawei en ventas en China, por lo que es una marca que seguimos de cerca para identificar y reseñar modelos que ofrecen una excelente relación calidad-precio, como el Honor 8X.

Sus especificaciones son envidiables para la gama media en la que se sitúa, a pesar de que su precio es ligeramente superior a los presentados en este top 3 de móviles chinos.

Entre sus principales especificaciones destacan una construcción de aluminio y cristal, un panel de 6,5 pulgadas FullHD+ con 396ppi, una cpu Kirin 710, 4GB de RAM, 64GB de memoria interna, una cámara trasera dual de 20MP / 2MP, una cámara frontal de 16MP, una batería de 3750mAh con soporte de carga rápida, Android 8.1, una tarjeta microSD, dual SIM, un sensor de huellas dactilares y un jack de audio de 3,5mm.

Destaca el amplio tamaño de su panel, que casi no tiene marcos en el diseño frontal, así como su potente cpu Kirin 710, que junto a sus 4GB de RAM, 64GB de memoria interna y una batería de gran capacidad, cumple con las exigencias de los más exigentes en esta gama media.

Su cámara suele diferenciarse de la de sus rivales en ciertos detalles, como el uso de la tecnología pixel bining 4 en 1 y la capacidad de capturar cámara súper lenta a 480fps (x20) en película. Aparte del resto de funciones, como la cámara dual con modo retrato y el modo belleza, que se han convertido casi en algo normal.

Los principales puntos débiles son que carece de NFC, de una toma USB-C y de una antena FM.

Es más caro que su antecesor, el Honor 7X? Bueno, es indiscutiblemente más caro, pero sus capacidades son muy superiores.

3. – Cubot X18 Plus

Móvil chino Cubot X18 PlusCubot es una marca china que empezó copiando a otros fabricantes de smartphones asiáticos, como HTC, y ahora ha empezado a hacerse un hueco en la industria europea.
Sin embargo, tras profundizar en su línea de smartphones, descubrimos una joya oculta que merece ser incluida en esta lista de los mejores smartphones chinos en términos de calidad y precio: el Cubot X18 Plus.

Las especificaciones clave incluyen una construcción de aluminio y policarbonato, una pantalla táctil de 5,99 pulgadas FullHD+ (403ppi), una cpu MediaTek MT6750T, 4GB de RAM, 64GB de memoria interna, una cámara trasera dual de 16 megapíxeles / 2 megapíxeles, una cámara frontal de 8 megapíxeles, una batería de 4000mAh, Android 8.0, una tarjeta microSD, dual SIM, un escáner de huellas dactilares, una antena FM y un jack de audio de 3,5mm.

En pocas palabras, uno de los teléfonos más potentes de la marca Cubot con un precio de gama media y algunas especificaciones de gama alta, como una cámara trasera dual de Samsung y un excelente rendimiento para contenidos multimedia y deportes exigentes con gráficos. Además, su arquitectura le da una apariencia de lujo; no imita a un teléfono chino de bajo coste. Además, la gran batería asegura que, incluso con un uso intensivo, puede durar hasta el final del día.

Entre sus inconvenientes se encuentra la ausencia de NFC para pagos móviles, así como de carga rápida y de un puerto USB-C.

No hay duda de que estos tres teléfonos chinos ofrecen una excelente relación calidad-precio, pero si todavía estás buscando algo más económico, te sugerimos ZTE y Doogee, dos marcas chinas menos conocidas pero que están ganando terreno en el sector español, tienen opiniones positivas y ofrecen versiones por menos de 100 €.

Guía de compra para el usuario de móviles

Ante la gran oferta actual de smartphones, hemos elaborado una guía exhaustiva y completa para ayudarte a tomar la mejor decisión posible antes de comprar cualquier producto. Esperamos que le resulte útil.

1. – ¿Libre o con contrato?

Aunque ya hace tiempo que los operadores de telecomunicaciones no venden teléfonos móviles gratis o con un descuento considerable a cambio de comprometerse con una tarifa con un contrato a largo plazo, es posible que aún no esté seguro de si puede adquirir un teléfono libre o uno con contrato.

La mayor ventaja de tener un teléfono con contrato ahora mismo es que la mayoría de los proveedores te animan a pagar a plazos* durante un periodo de 24 meses, normalmente sin intereses, lo que es ideal si no puedes permitirte pagar al contado.

Podrás encontrar teléfonos móviles a un precio reducido, pero es posible que te obliguen a contratar determinadas tarifas y durante un largo periodo de tiempo. Suelen ser precios muy caros que no necesitas y, por tanto, la cantidad media que pagarías, tanto el gasto del teléfono como el cargo del contrato durante los siguientes 24 meses, sería superior a lo que pagarías si compraras el producto gratis con la oferta que elijas.

Para saber cuál es el precio «estándar» de un teléfono móvil, te sugerimos que compruebes el precio en otras tiendas, al menos en Amazon, que normalmente tiene tarifas muy bajas.

El mayor inconveniente de alquilar un teléfono móvil a un proveedor de telefonía, por otro lado, es que estarás bloqueado con la compañía y el mismo coste durante los próximos 24 meses. Y, con la facilidad con la que se ajusta la demanda de teléfonos móviles y las tarifas, es muy posible que acabes pagando una prima de suscripción por menos prestaciones que la competencia, por el mismo o mayor precio.

En todos los casos, los teléfonos móviles están desbloqueados; los operadores están obligados a hacerlo, pero hay que atenerse a las condiciones de los contratos firmados.

Los teléfonos desbloqueados nos ofrecen la libertad de cambiar de compañía de telecomunicaciones y de tarifa cuando queramos. Por eso, sólo aconsejamos comprar un móvil con contrato de larga duración en las siguientes circunstancias

  1. Tiene un precio elevado, no tienes demasiado dinero y no quieres demorarte, aunque el coste real del terminal, incluyendo los pagos por los meses de permanencia, sea mayor.
  2. El teléfono que quieres está disponible con una oferta igual o idéntica a la que ya tienes, y no te importa tenerlo otros 24 meses.

*Además, Movistar te ayuda a pagar el móvil libre por tramos con un tipo de interés que ronda el 10% TAE.

2. – ¿Qué sistema operativo?

Esta es una de las opciones que más influyen en el tipo de teléfono móvil que compras y en su precio.

Aunque hay muchos sistemas operativos entre los que elegir, lo más probable es que te quedes con dos: Android y el iOS de Apple, mientras que Windows representa menos del 1% de todos los teléfonos móviles comercializados. Por ello, es preferible elegir entre Android e iOS. Ambos son muy fáciles de acceder y ofrecen la mayor selección de aplicaciones y juegos en sus respectivas tiendas.

La elección es vital porque una vez que ajustas el sistema operativo de tu teléfono finalmente, no podrás trasladar las aplicaciones de pago que has comprado; tendrás que volver a comprarlas para seguir utilizándolas.

Android

Android es el sistema operativo móvil de Google, lo que significa que podrás elegir entre una mayor variedad de etiquetas, estilos y precios porque es el más común. Muchas de las utilidades de Google, como Mapas y Gmail, ya están integradas por defecto, y ofrece más opciones de personalización de apps, arquitectura y widgets.

Sin embargo, si adquieres un terminal Google Pixel, recibir una nueva actualización de Android en tu teléfono te llevará muchos meses.

En resumen, si no quieres invertir mucho dinero en un teléfono y utilizas los servicios de Google con frecuencia, Android es tu mejor opción.

iOS

Dado que iOS es el único sistema operativo disponible para los iPhones de Apple, tendrás que pagar más para utilizarlo.

Proporciona una de las experiencias más fluidas y receptivas en cualquier dispositivo móvil, a diferencia de Android, que apenas permite configurar las características o la apariencia de la guía.

El ecosistema de Apple es extremadamente sencillo de usar, y obtendrás nuevas funciones tan pronto como sean accesibles. Es un mundo bastante cerrado, pero funciona a la perfección con el resto de productos de Apple, como los Mac y los iPad. En consecuencia, si eres un cliente actual de Apple, iOS será tu sistema operativo preferido.

3. – Tamaño

La escala de la pantalla de un Smartphone es una cuestión de preferencia personal, ya que no existe una pantalla ideal u óptima. Los teléfonos móviles pueden dividirse en tres categorías de escala en función de las medidas de su pantalla en pulgadas:

  • Menos de 5 pulgadas. Para los que también disfrutan de la portabilidad y la comodidad de un teléfono que se cuela en cualquier bolso. El catálogo es cada vez más pequeño en este rango.
  • Alrededor de 5 y 6 pulgadas. Debido al creciente uso de este equipo para juegos, deportes, imágenes, vídeos e incluso películas, los móviles muy grandes se han convertido en una opción popular.
  • Más de 6 pulgadas. El patrón de tenerlos más grandes ha persistido en los últimos tres años, y todavía hay en el mercado una serie de versiones que superan esta cantidad. Se parecen tanto a los tamaños de los portátiles más pequeños, de 7 pulgadas, que se les ha denominado «phablets».

También hay que tener en cuenta que el tamaño real del teléfono puede venir determinado por el uso que le des al frontal, es decir, la superficie que ocupan los marcos y/o las teclas, por lo que, como norma general, el tamaño de la pantalla en pulgadas es la mayor métrica para encontrar un teléfono que se ajuste a tus necesidades.

En cualquier caso, si tienes dudas sobre qué tamaño de teléfono te conviene más, nosotros preferimos las versiones con pantallas de unas 5,5 pulgadas, que son lo suficientemente anchas como para disfrutar de algún material audiovisual pero no tan grandes como para no caber cómodamente en el bolsillo.

4. – Diseño y peso

No es tan fácil ponerse de acuerdo sobre el tamaño y la forma de un teléfono móvil. El material, la forma y el peso del artículo pueden decidir su comodidad de uso y sujeción.

Un teléfono de metal será, por término medio, más duradero que uno de plástico o policarbonato. El vidrio es el menos robusto de los productos disponibles, pero sigue siendo el más creativo. Otra ventaja de la parte trasera de cristal es que permite la carga inalámbrica, pero puedes comprobar que tu teléfono la acepta.

Si la apariencia de su teléfono es esencial para usted, opte por un modelo de cristal. Sin embargo, ten en cuenta que uno de metal puede durar más que uno de plástico.

Los fabricantes aplican una capa adicional de seguridad a las pantallas porque suelen ser frágiles. La más popular es Gorilla Glass, y cuanto más alto sea el número en la parte trasera (por ejemplo, Gorilla Glass 5), mayor será la seguridad.

La facilidad de uso del teléfono viene determinada por la escala de sus patas, sus proporciones y su relación de aspecto. Al igual que la altura del panel, esta relación define la duración y la anchura total de la pantalla. Hasta hace poco, la mayoría de los teléfonos tenían una relación de aspecto de 16:9, pero ahora existen las de 18:9 y 19:9, que amplían la longitud del dispositivo al tiempo que aumentan su anchura, lo que hace que sea más fácil de acomodar.

El peso, por supuesto, juega un papel importante. Según el tamaño de la pantalla y la duración de la batería, la mayoría de los smartphones actuales pesan entre 140 y 210 gramos. Un teléfono más ligero permite mantenerlo fácilmente durante más tiempo, lo que resulta especialmente útil cuando se lee durante largos periodos de tiempo.

También hay teléfonos móviles con distintos grados de tolerancia al polvo y al agua. Se llama seguridad de entrada, y ahora mismo hay dos opciones:

  • IP67: capaz de sobrevivir a una inmersión de 30 minutos en agua de hasta 1 metro de profundidad.
  • IP68: capaz de soportar una inmersión de 30 minutos en agua de hasta 2 metros de profundidad.

5. – Pantalla

En comparación con el segmento anterior, los consumidores dan mucha importancia al aspecto de la pantalla cuando compran un nuevo teléfono, pero no se centran únicamente en su tamaño; hay otras características que hay que tener en cuenta.

  • El tamaño de la pantalla. La resolución horizontal de la pantalla de un teléfono móvil es la cantidad de píxeles y su longitud (ancho x alto). Además, cuando la imagen tiene más detalle/nitidez, cuanto mayor sea la resolución, mayor será el rendimiento. Hay algunas resoluciones habituales que sin duda has visto antes, y son las siguientes, en orden de mayor a menor: 4K (38402160), 2K/QHD (25601440), Complete HD (19201080) y HD (1280720) son las resoluciones disponibles. Sin embargo, no hay ningún requisito técnico que deba cumplir un monitor móvil; por ejemplo, el iPhone 8 tiene una resolución de 1334750 píxeles, mientras que el Samsung Galaxy S8 tiene una resolución de 29601440 píxeles, que son ambas mejores que los estándares.
  • La densidad de píxeles es una medida de lo densos que son los píxeles. Esta información muestra la cantidad de píxeles por pulgada (PPP o PPI) del dispositivo, que se basa tanto en su resolución como en su altura. Un teléfono con una pantalla de 6′′ y resolución Full HD, por ejemplo, tendría una densidad de píxeles menor que un teléfono con la misma resolución Full HD pero con una pantalla de 5′′. En teoría, al igual que con la característica anterior, cuanto mayor sea la densidad de píxeles, mejor será la calidad de la imagen.
  • HDR son las siglas de Alto Rango Dinámico. La fotografía HDR es similar a esta tecnología, que seguro que conoces. Los vídeos tienen un espectro dinámico más amplio, lo que permite mostrar más claridad tanto en las sombras como en las zonas más luminosas, asemejándose más a lo que hace el ojo humano. En pocas palabras, más realismo.

En teoría, conocer los parámetros tecnológicos de los teléfonos móviles no es innecesario, pero ¿qué ocurre en la práctica? ¿Qué tipo de pantalla se obtiene?

El ojo humano no puede distinguir entre resoluciones mayores que Full HD en una pantalla tan pequeña como la de un móvil, ni tampoco puede distinguir entre más de 286 y 450 DPI en una pantalla tan pequeña como la de un smartphone (dependiendo de la buena salud del ojo). En consecuencia, comprar un móvil con una resolución 4K o una densidad de píxeles superior a 450 no justifica el coste adicional. Estas grandes cifras en las especificaciones de la pantalla no son más que estratagemas de marketing para explicar los costes aún más elevados de los móviles de gama alta. Además, cuanto mayor es el tamaño de la pantalla, mayor es el consumo de energía de un teléfono móvil porque cada píxel necesita electricidad para iluminarse.

La principal diferencia es que si eliges usar tu teléfono para la realidad virtual, en este caso puedes comprar un smartphone con una resolución de pantalla 2K o 4K, ya que el teléfono se pondría dentro de unas gafas de realidad virtual muy cerca de tus ojos, lo que te permitiría disfrutar de estas resoluciones debido a la cercanía.

La tecnología HDR, o las modernas pantallas OLED, son más comunes en los televisores, y aunque algunos proveedores, como Sony, están empezando a utilizarlas en los teléfonos móviles con fines de marketing, no ofrecen un cambio significativo en la interfaz de usuario, a menos que el objetivo principal sea ver vídeos, programas o documentales en su tableta.

6. – Procesador y RAM

La cpu es la memoria del móvil. Cuanto más eficiente sea, mejor será el servicio del móvil, antes se lanzarán las aplicaciones y menos veces se colgará.

Marcas de procesador

Los procesadores Qualcomm o MediaTek se utilizan en la mayoría de los smartphones Android. Los procesadores Qualcomm son más eficientes y populares en los modelos de gama alta en general, siendo el Qualcomm Snapdragon 845, sucesor del extraordinario Snapdragon 835, el dispositivo más avanzado en la actualidad.

Los procesadores Snapdragon 600 se utilizan sobre todo en los smartphones de gama media, mientras que los procesadores MediaTek se utilizan en las versiones más asequibles, y tienen una combinación decente de potencia y autonomía sin demasiados artificios.

Los teléfonos de Samsung y Huawei suelen tener sus propios procesadores Exynos o Kirin de gama alta, aunque Apple suele fabricar los suyos para el iPhone, el más reciente de los cuales es el versátil A12 Bionic.

Si quieres prolongar la existencia de tu teléfono, utilizar un procesador potente es una opción inteligente, ya que aumenta la probabilidad de que siga estando al día con los nuevos programas y apps dentro de unos años.

Núcleos y velocidad de reloj

El procesador puede tener varios núcleos. En general, cuantos más núcleos tiene un procesador, más eficiente es, ya que puede realizar más operaciones en paralelo, pero no siempre es así. Muchos procesadores no utilizan ninguno de sus núcleos hasta que son absolutamente necesarios.

La cantidad de operaciones que puede ejecutar un procesador se mide por su velocidad de reloj. Cuanto más alta sea en esta situación, más rápido será el procesador. Sin embargo, en la realidad es mejor ejecutar experimentos como Geekbench para ver cómo rinde.

Si quieres jugar a videojuegos gráficamente exigentes en tu tableta, puedes tener una con el mayor número de núcleos y la velocidad de reloj más rápida.

Memoria RAM

La memoria RAM (Random Access Memory) es lo que ayuda a tu teléfono móvil a realizar varias tareas guardando brevemente los detalles que quieres recuperar al instante.

Los programas abiertos suelen colocarse en la memoria RAM para que puedan verse en el ordenador sin necesidad de instalarse de nuevo al cerrarlos y volver a abrirlos.

En general, cuanta más memoria RAM tenga, más fuerte será. Sin embargo, este no suele ser el caso de los iPhones, ya que no necesitan tanta RAM y tratan la memoria de forma diferente.

  • Ignora los teléfonos con sólo 1 GB de RAM; 2 GB suelen ser suficientes en los dispositivos de gama media, y de 3 a 8 GB son habituales en los modelos de gama alta. Sin embargo, si quieres saber cuánto vas a necesitar, aquí tienes una guía:
  • 2 GB de RAM: adecuado para personas que utilizan sus teléfonos principalmente para enviar mensajes de texto, leer el correo electrónico y enviar mensajes de texto/Whatsapps. No podrán manejar videojuegos exigentes ni mantener las aplicaciones accesibles durante largos periodos de tiempo.
  • 3 o 4 GB de RAM: adecuado para las personas que hacen muchas fotos, ven imágenes o utilizan las redes sociales en su teléfono a diario. La mayoría de los juegos pueden ejecutarse sin problemas, y podrás ejecutar varios programas o ventanas del navegador a la vez.
  • 6 u 8 GB de RAM: aptos para los usuarios más acérrimos que reclaman las mayores velocidades y los mejores resultados. Estos teléfonos son capaces de manejar los videojuegos más difíciles cuando operan continuamente varias aplicaciones.

7. – Almacenamiento

El almacenamiento interno permite guardar imágenes, vídeos, canciones y software en el ordenador, y es una de las características más respetadas por los consumidores. Se pesa en libras esterlinas (gigabytes).

Cuanto mayor sea la potencia, lógicamente, mayor será. Las fotos e imágenes, así como las aplicaciones y los videojuegos, ocupan cada vez más memoria a medida que mejora la resolución de las cámaras.

Hoy en día, 32 GB es lo mínimo, pero se sugieren 64 GB si se usa la cámara a menudo, y de 128 GB a 256 GB si se quieren grabar vídeos en 4K y descargar varios juegos.

Hay que tener en cuenta que la capacidad será menor que la especificada en los requisitos técnicos. Esto se debe a que el sistema operativo y algunos programas preinstalados (bloatware) ocupan espacio, por lo que es mejor que el terminal llegue con la menor cantidad de apps preinstaladas posible.

Afortunadamente, los servicios de almacenamiento en la nube, como Google Drive o iCloud, permiten ahora dejar de almacenar cualquier cosa en el equipo, sobre todo imágenes de alta resolución.

Tarjeta microSD

Además, varios teléfonos Android (pero no el iPhone) permiten ampliar el almacenamiento interno utilizando una tarjeta microSD externa para guardar imágenes y vídeos. En consecuencia, si puedes sacar la cámara cómodamente, es una perspectiva realmente fascinante.

Sin embargo, no todas las tarjetas microSD son compatibles con los teléfonos que las admiten. En primer lugar, puedes determinar la potencia total de la tarjeta que admite tu teléfono.

8. – Cámara

La cámara de un teléfono móvil suele ser un factor decisivo a la hora de decidir qué modelo utilizar. Llevar una cámara decente en el bolsillo sin necesidad de cargar con el peso de otras formas de cámaras, como las ópticas o las réflex, es ya una gran ventaja, algo que era imposible unos años antes.

Las mejores cámaras se encuentran en los móviles de gama alta, los más costosos, pero nuestro primer consejo es que dejes de dejarte engañar por las ganas y comprar un modelo con una megacámara que ni siquiera necesitas ni vas a poder utilizar al máximo:

  • Los megapíxeles son una medida del número de píxeles de una Más megapíxeles no suele implicar un mejor rendimiento. Muchos smartphones de gama alta tienen cámaras de «sólo» 12 megapíxeles. La única ventaja de utilizar más megapíxeles es que se puede hacer zoom digital o recortar las imágenes conservando más claridad y nitidez. Por ejemplo, si tu cámara tiene 24 megapíxeles, puedes recortarla por la mitad para encuadrar adecuadamente la parte de la imagen que te afecta, manteniendo la misma calidad que una foto de 12 megapíxeles.
  • Apertura del diafragma (valor f). Este valor suele estar entre 1,7 y 2,8 en las cámaras de los móviles, y sin duda, cuanto mayor sea la apertura (menor número), mejor para que pueda absorber más luz, lo que es realmente útil dado que usamos los móviles para hacer fotos en interiores con poca luz o incluso de noche. Una apertura f/2.0 capta precisamente el doble de luz que una apertura f/2.8. También influye en la profundidad de campo de los objetivos angulares de los móviles, aunque de forma más matizada, por lo que no merece la pena ahondar en ello.
  • Píxeles y escala del sensor. La mayoría de los usuarios desconoce que cuanto más grande es el sensor, mejor es el resultado. Por qué la cámara de un teléfono de gama alta como el Samsung Galaxy S8 es mejor que la de un teléfono popular como el Xiaomi Mi A1? Sobre todo porque el sensor tiene un diámetro de 0,39 pulgadas, frente a las 0,25 pulgadas del Xiaomi, que es un 56% más grande. El tamaño de los píxeles, calculado en micrómetros (m), suele ser la única especificación que dan los fabricantes, ya que cuanto más grandes sean los píxeles, más luz captarán, pero el tamaño total del sensor también es significativo.

Debido a que los objetivos de los móviles son muy esféricos, tanto la apertura del objetivo como el tamaño del sensor influyen en la profundidad de campo, aunque de forma muy leve, por lo que no merece la pena profundizar en esta característica.

Ya tienes suficientes detalles para seleccionar un smartphone con una buena cámara en función de las tres características mencionadas, pero puedes ir mucho más allá y te enviaremos algunas sugerencias adicionales en función de tus preferencias:

  • Selfies. La cantidad de megapíxeles es significativa por esta razón, ya que las cámaras frontales normales suelen tener una resolución de sólo 5Mp, lo que es insuficiente para una calidad decente de selfie. En este escenario, también se puede prestar atención a la apertura, por lo que puede resultar en un desenfoque natural más notable en el contexto, además de capturar más luz.
  • Retratos. Si quieres fotografiar a tus amigos, familiares, mascotas y otros sujetos, un smartphone con doble cámara trasera, o dos cámaras en la parte posterior, es perfecto. Éstas, combinadas con el software del dispositivo, producen retratos con un agradable desenfoque o «bokeh», cercano a lo que se puede hacer con las cámaras profesionales, mientras que las digitales a veces pueden tener problemas en ciertas zonas de la imagen.
  • Paisajes. Si te gusta estar en la naturaleza, con mucha luz, y hacer fotos con tu teléfono, un factor a tener en cuenta es la distancia focal del objetivo (mm). Cuanto mayor sea, más amplia será la perspectiva que puede filmar la imagen y, por tanto, más amplio será el paisaje que puedes representar. Salvo algunas distancias focales secundarias de las cámaras duales que son teleobjetivos (50 mm), las distancias focales suelen estar entre 20 y 28 mm, lo que permite una ampliación de aproximadamente x2. También te sugerimos que utilices el modo HDR para obtener más colores brillantes y claridad en el cielo en tus imágenes.
  • Videos. Si realmente te gusta hacer imágenes de alta calidad, la estabilización de imagen es un aspecto importante a tener en cuenta, ya que reduce las vibraciones al grabar con el teléfono en las manos. Es mucho más fácil si es óptica, ya que se logra a través de un mecanismo real diseñado en el sensor, en comparación con la electrónica, que se hace a distancia y es menos precisa. No es crítico conseguir una resolución 4K, ya que la brecha apenas es visible en un teléfono inteligente, por lo que puedes recordar la velocidad de fotogramas por segundo (fps) a la que grabarás para la cámara lenta x2 (60fps), x4 (120fps), o mucho más.

Las cámaras duales, además del modo retrato, también tienen algunas ventajas al ofrecer una segunda lente en la parte trasera con características independientes.

Por ejemplo, dependiendo del modelo de smartphone con cámara dual, se puede utilizar un teleobjetivo para hacer un zoom óptico x2 sin perder nitidez (Xiaomi Mi A2), un gran angular para capturar paisajes y arquitectura (LG G6), o incluso un sensor monocromo para capturar fotografías en blanco y negro muy creativas (LG G6) (Huawei P20). En la práctica, casi siempre se utiliza la cámara trasera principal, y la secundaria se usa sobre todo para los retratos.

No profundizaremos en los diferentes modos, funciones y filtros que ofrece el software de la cámara de cada móvil, ya que son bastante idénticos para todas las marcas, que se duplican entre sí cuando una función se vuelve común, como el impacto HDR, las imágenes panorámicas, el modo belleza para rostros, etc. Por ello, no lo consideramos un factor decisivo en nuestras decisiones de compra.

9. – Autonomía

La potencia de la batería de un teléfono móvil, que se calcula en miliamperios (mAh), determina la autonomía del teléfono. Cuanto más altos sean los mAh, más tiempo pasará sin cargar su tableta.

La cpu, así como la forma y la resolución de la pantalla, pueden influir en la duración de la batería. En función de estas variables, dos teléfonos con la misma potencia de batería tendrán una duración muy diferente. En general, se sabe que cualquier teléfono con una duración de la batería de más de 10 horas de navegación web 4G LTE ininterrumpida tiene una duración de la batería excepcional.

Dado que la mayoría de las baterías modernas son incompatibles con la resistencia al agua, no son reemplazables (a menos que lo haga un técnico de reparación capacitado). En consecuencia, sugerimos tener un teléfono con una batería de al menos 2.500 mAh, aunque la duración de la batería puede variar en función de otros factores.

Carga rápida

La carga rápida te permite reemplazar la batería de tu teléfono en una fracción del tiempo que normalmente toma. En la mayoría de las situaciones, podrás pasar de cero a cincuenta por ciento de batería en menos de 30 minutos.

Se necesita un adaptador especial para aquellos teléfonos que admiten la carga rápida. En algunos casos puede venir incluido en el paquete, pero en otros, como los iPhones, es posible que tengas que comprarlo por separado.

Consejo: No cargues tu teléfono durante la noche porque se debilitará el rendimiento de la batería. En su lugar, cárgalo en el trabajo durante un par de horas.

Carga inalámbrica

Los últimos y más caros teléfonos inteligentes pueden recargarse sin necesidad de utilizar una batería convencional. Para empezar a restaurar la batería, basta con colocarlos encima de la plataforma de carga inalámbrica.

Esto elimina la necesidad de cables y el hecho habitual de que el teléfono salga volando cuando se tira accidentalmente del cable.

Sin embargo, como este dispositivo es aún relativamente joven y los teléfonos se cargan más lentamente que con una interfaz estándar con cable, sólo se puede comprar uno si se dispone de unas horas y se puede mantener el teléfono sobre la plataforma.

10. – Otros

Aquí hay varias características adicionales que hay que tener en cuenta a la hora de determinar el teléfono móvil que se va a comprar:

  • Impermeabilidad. La protección contra el agua en un teléfono móvil es una fuerte estrategia de seguridad contra incidentes, ya que es normal que se caigan al suelo o que se derrame líquido sobre ellos al colocarlos en la mesa mientras se come. Por ello, debes saber que se clasifican en función de su resistencia. Las normas IP67 e IP68 son las más adecuadas para estos aparatos; el primer número indica la resistencia al polvo y el segundo la resistencia al agua. En estos casos, el grado 6 contra el polvo asegura una resistencia absoluta, mientras que los grados 7 y 8 contra el agua garantizan que los móviles pueden ser sumergidos durante 1 metro o más y permanecer sin daños durante un largo periodo de tiempo, aunque esto no implica que sean ideales para su uso bajo el agua, como una cámara submarina.
  • Desbloqueo facial. Se trata de una función que sólo se encuentra en las versiones más avanzadas y que permite abrir el teléfono con sólo mirarlo o poner algún dedo encima para identificar la huella dactilar. Esto facilita el acceso al teléfono e introduce una capa de autenticación y privacidad sobre el código numérico estándar, que puede ser copiado o descubierto.
  • Doble SIM. Puedes utilizar dos tarjetas SIM distintas en tu smartphone con la opción de doble SIM. ¿Cuáles son las ventajas? La mayor ventaja es que puedes tener dos líneas telefónicas a la vez, como la personal y la del trabajo, o instalar una tarjeta SIM diferente del país que visitas mientras vuelas, lo que te permite utilizar Internet en cualquier lugar sin necesidad de cortar tu línea. Incluso puedes comprar una tarjeta sin contrato que tenga más datos que los que te da tu operador si los que te proporcionan no son suficientes para tus necesidades.